Ong´s científicas y ambientales elevaron petitorio pidiendo alternativas para un camino por fuera del PP Moconá

En relación al controversial proyecto de construcción de un camino de acceso al Lote 8 de la Reserva de Biósfera Yaboty por dentro del Parque Provincial Moconá, en Misiones, representantes de diversas organizaciones ambientales como Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA), Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico (CeIBA), Conservación Argentina (CA), Aves Argentinas (AA), Asociación para la Conservación y el Estudio de la Naturaleza (ACEN), Banco de Bosques (BB) y Fundación Huellas para el Futuro (FHF) elevaron su posición institucional al gobierno provincial.

 

 

En la misiva sostienen que apoyan el proceso de resolución de conflictos conocido como “Alianza Multicultural Público Privada para el Manejo Sostenible del Lote 8”-destacando algunos puntos del acuerdo- pero solicitan enfáticamente a las autoridades provinciales que se analice una alternativa de camino por fuera del Parque Provincial, considerando que “la apertura de nuevos caminos en áreas naturales producen impactos ambientales negativos durante su construcción y operación, entre los más conocidos podemos mencionar la pérdida de hábitat, el aumento del efecto barrera y el efecto de borde (que para algunos grupos biológicos puede llegar a más de un kilómetro hacia el interior de la selva desde el punto del disturbio), y el aumento del atropellamiento de fauna. El impacto negativo se ve agravado cuando afecta un área natural protegida de pequeña superficie como el PP Moconá (999 ha)”, señalaron en un documento.

 

Si bien destacaron que la Alianza del Lote 8 propone una solución definitiva a un conflicto de tierras de larga data y reconoce los derechos de los pueblos originarios, involucra a una multiplicidad de actores, público-privado-social-comunitario y generará un área de amortiguación formal en torno al PP Moconá, el petitorio elevado a la ministra de Ecología y Recursos Naturales Renovables, Viviana Rovira; a las autoridades de la Cámara de Representante de Misiones y, especialmente, de la Comisión de Recursos Naturales; y a la Dirección Provincial de Vialidad, se fundamenta en los siguientes puntos:

 

1°) Que se analice ambiental, económica y socialmente una alternativa que ingrese desde la ruta Nº 2 hacia el Nor-Noroeste, antes del PP Moconá, que implique la  construcción de una nueva estructura que asegure el cruce del arroyo Yaboty en  momentos de emergencia climática y de mayor riesgo para las comunidades aborígenes, y que una vez atravesado de forma segura el arroyo Yaboty, se aprovechen los innumerables caminos de obraje existentes. Estos accesos alternativos fueron propuestos oportunamente por la Asociación de

Guardaparques de Misiones (Agumis), una opción que se plantea como alternativa diferente a la conocida como “Camino del Norte” o “Camino del Puente López”.

 

2°) Que todo el proceso de planificación, evaluación y ejecución de cualquier vía de acceso al  lote 692 A y 692 cumpla con todos los requisitos legales previstos en la normativa provincial.

 

3°) En este sentido, solicitan enfáticamente que, una vez realizados los estudios de impacto ambiental (EIA), se convoquen a las correspondientes audiencias públicas con la suficiente antelación y entrega previa de la información correspondiente.

 

4°) Que todas las decisiones que se tomen en torno al proceso, pongan como requisito básico la integridad y fortalecimiento del Parque Provincial Moconá, reduciendo por todos los medios posibles, cualquier impacto innecesario que sobre él pueda tener la implementación de este acuerdo.

 

5°) Que se reactive el Comité de Gestión de la Reserva de Biosfera Yaboty, organismo de gobernanza indicado por el comité MAB para el abordaje de este tipo de controversias.

 

Finalmente las instituciones firmantes se ponen a total disposición de la autoridad provincial de aplicación para participar en el análisis técnico de las alternativas más apropiadas para la construcción de camino de acceso a los lotes 692 A y B. Además, también para colaborar con las demás acciones de conservación prevista por la Alianza del Lote 8

 

mocona

 

Alcances del Acuerdo del Lote 8

 

Esta alianza está sustentada en un acuerdo que tiene tres ejes: la conservación del ambiente, el respeto de los derechos de los pueblos originarios y el desarrollo sustentable. El acuerdo, firmado entre el Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables, las comunidades Mbya Guaraníes Tekoa Yma; Kapi’i Yvate e Ita o Miri, El Moconá SA y World Land Trust, apunta a la regularización de la tenencia de la tierra por parte de comunidades de pueblos originarios que habitan ancestralmente el Lote 8 de la Reserva de Biosfera Yaboty y plantea una serie de compromisos, entre los que se destacan: a) Concluir el proceso de titulación de las parcelas que componen el Lote 8; b) Formular un Plan de Conservación; c) Asegurar la conectividad física con la Ruta Provincial Nº 2 (que llega hasta los Saltos de Moconá); d) Implementar un Programa de Control y Vigilancia; e) Habilitar un Corredor de Conservación Natural y Cultural entre el Parque Estadual Do Turvo en el estado brasileño de Rio Grande do Sul y el Parque Provincial Esmeralda.

 

El Acuerdo Marco para el Uso Sostenible del Lote 8 establece, entre otros importantes puntos, que: “Una parcela con una extensión de 200 has.(….), quedará bajo el dominio exclusivo y con título de propiedad a favor de “El Moconá SA”, debiendo asegurarse el acceso vehicular, que deberá ser precisado y convenido por las partes junto con la subdivisión de esta parcela. En dicha parcela se desarrollará un proyecto eco turístico mediante el cual se procederá al desarrollo turístico y de esparcimiento con una finalidad turística, científica, recreativa, educativa y de conservación ambiental, prestando expresa conformidad de el Ministerio de Ecología, con el uso indicado y comprometiéndose a realizar los actos necesarios que permitan el desarrollo de este proyecto en conformidad con la legislación vigente y previa estudio y evaluación del impacto Ambiental”.

 

 

Camino por dentro del ANP

 

El 30 de mayo de 2014 en el Salón de las Dos Constituciones de la Cámara de Diputados, el subsecretario de Ordenamiento Territorial indicó lo siguiente: “dos alternativas están siendo evaluadas, se han abierto los correspondientes expedientes, cuando estén culminados los estudios se convocara al proceso de audiencia pública que marca la legislación vigente”.

En las últimas semanas, trascendió que existiría la intención de avanzar hacia la alternativa de camino que atraviesa el PP Moconá, siguiendo la divisoria de aguas sobre un tape tradicional que las comunidades de pueblos originarios utilizan ancestralmente para desplazarse.

Vida Silvestre Argentina, el Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico, Conservación Argentina, Aves Argentinas, ACEN, Banco de Bosques y Fundación Huellas para el Futuro acuerdan y refuerzan la necesidad de la construcción de un camino, de bajo impacto ambiental, que se mantenga operativo durante los 365 días del año, no sólo hasta la parcela 692 B, sino también desde allí hasta cada una de las tres comunidades aborígenes. “No obstante, se insta al MEyRNR a respetar la categoría de manejo y zonificación actual del Parque Provincial Moconá (creado por Ley N°2932), que determina que un camino a través de la Zona Restringida de Uso Extensivo sea incompatible con los objetivos de conservación y manejo del área protegida”, señalaron.

CaminoM14

 

 

El reclamo de las ONG´s e instituciones se basa en las siguientes consideraciones:

1) En el plan de Manejo del PP Moconá se caracteriza a la zona en la cual se propondría establecer el camino como de Zona Restringida de Uso Extensivo. El Decreto N°944/94, Art. 15º, define a la Zona Restringida de Uso Extensivo como “áreas dotadas de características naturales y aspectos sobresalientes. Se caracteriza por ser una zona de transición entre la zona intangible y la de uso intensivo. El objetivo del manejo es de mantener un ambiente natural con el mínimo impacto humano, aunque permite el acceso al público para fines educativos y recreativos. A tal efecto, se permitirán lugares de acampe para las personas debidamente autorizadas a realizar tareas de investigación, sendas y senderos de tipo peatonal destinadas al turismo, educación e interpretación del área”. El mismo decreto, en su artículo nº 43, indica que “En las zonas intangibles y restringidas de uso extensivo no será permitida la ruptura de la sucesión vegetal, salvo en casos de existencia de especies extrañas al ecosistema local”

Es evidente que la construcción de un camino alteraría la sucesión natural y, según sus dimensiones y uso, puede producir la fragmentación de los ecosistemas.

 

2) El PP Moconá contiene un ensamble de especies, ecosistemas y otros componentes de la biodiversidad de carácter excepcional y en excelente estado de conservación, reviste un carácter especial respecto a la biodiversidad que alberga, incluyendo especies críticamente amenazadas, especies endémicas y hábitats únicos, lo que lo provee de un valor inigualable desde el punto de vista ambiental, y por tanto es de alto interés para la conservación de la biodiversidad a nivel de la ecorregión y la provincia.

 

3) La apertura de nuevos caminos en áreas naturales producen impactos ambientales negativos durante su construcción y operación, entre los más conocidos podemos mencionar la pérdida de hábitat, el aumento del efecto barrera y el efecto de borde (que para algunos grupos biológicos puede llegar a más de un kilómetro hacia el interior de la selva desde el punto del disturbio), y el aumento del atropellamiento de fauna. El impacto negativo se ve agravado cuando afecta un área natural protegida de pequeña superficie como el PP Moconá (999 ha).

 

Sobre este punto, agregaron: “considerando que, además del acceso al futuro emprendimiento eco turístico, la construcción de este camino debe asegurar el acceso a las comunidades aborígenes ubicadas en la parcela 692A, derecho que éstas y todas las comunidades – aun las que no se encuentran cercanas a futuros desarrollos eco turísticos- tienen y nuestras instituciones reconocen, se considera desacertado planificar este acceso por medio del terraplén existente sobre el Yaboty que se  mantiene no operativo cuando las lluvias intensas aumentan el caudal del arroyo. Nótese que estos eventos extremos coinciden con mayores posibilidades que las comunidades necesiten asistencia médica o de emergencia. Por otro lado el ingreso de turistas con fines de pernocte, a un área cuyo acceso se ve limitado por condiciones meteorológicas, no sería tampoco recomendado porque impondría restricciones a la seguridad de los visitantes”, concluyeron.

 

Por Patricia Escobar 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE