El gen de la obesidad: por qué hay personas que suman peso más fácilmente

La obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial según la Organización Mundial de la Salud, y según sus estadísticas, cada año mueren, como mínimo, 2,6 millones de personas a causa de esta enfermedad. Es por eso que la prevención es la opción más viable para poner un freno.

En el marco del Día Mundial de la lucha contra la Obesidad, el médico especialista en Anti Aging y autor de “El cuerpo del futuro” Rubén Mühlberger explica a Infobae la importancia del gen de la obesidad y cómo éste conduce a despertar la enfermedad.

“Todos podemos tenerlo, pero con un simple estudio con una muestra de saliva o mucosa de la boca, se puede estudiar el genotipo y ver si somos portadores. Este gen es aquel que va a modular en nosotros la tendencia que podemos tener a ser obesos. Sin embargo, quien lo posea, no necesariamente va a ser obeso”, aclara.

“Significa que en algún momento, si su estilo de vida lo condiciona para que se abra este gen, va a tender a desarrollar la enfermedad más que cualquier otra persona. Cuando esto sucede, por ejemplo por el estrés, se disparan reacciones bioquímicas, entre ellas un metabolismo lento, una insulina imperfecta, un páncreas más determinado hacia la diabetes, una circulación más asociada a la hipertención y el gen entonces ya está abierto”.

Entre las consecuencias, señala el especialista, está el “hábito del atracón” o bien que ante una situación de estrés emocional o angustia se va a tender a la comida. “Es una sensanción de angustia oral permanente”.

¿Cuál es el peso en la edad madura?

“En el caso del hombre, debe guiarse por su propia altura, sin contar el metro: por ejemplo, un hombre que mide 1,80 metros, su peso ideal es de 80 kilos. En el caso de la mujer, deben restarle 5. Un peso ideal para una señora de 1,65.es de 60 kilos”.

Se tiene sobrepeso cuando se supera por 10 el estimativo del peso ideal y se considera obesidad cuando este valor asciende a 20.

“La nutrición correcta y un diseño de una rutina física y los cuidados diarios personalizados nos ayudarán a equilibrar y restaurar nuestras moléculas para que luzcamos delgados y saludables. Existe un renacer genético que lo permite”.

Cómo reducir el sobrepeso y la obesidad según la OMS

En el plano individual, las personas pueden:

-Limitar la ingesta energética procedente de la cantidad de grasa total y de azúcares.

-Aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos.

-Realizar una actividad física periódica ( 60 minutos diarios para los jóvenes y 150 minutos semanales para los adultos).

La responsabilidad individual solamente puede tener pleno efecto cuando las personas tienen acceso a un modo de vida saludable. Por consiguiente, en el plano social es importante:

-Dar apoyo a las personas en el cumplimiento de las recomendaciones mencionadas más arriba, mediante un compromiso político sostenido y la colaboración de las múltiples partes interesadas públicas y privadas, y

-Lograr que la actividad física periódica y los hábitos alimentarios más saludables sean económicamente asequibles y fácilmente accesibles para todos, en particular las personas más pobres.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE