A tres meses de la desaparición de la joven misionera Analía Olivera en Buenos Aires, no hay pistas sobre su paradero

A más de tres meses de la desaparición de Analía Itatí Oliveira, ni la Justicia ni sus familiares, tienen pistas sobre dónde puede estar la joven de 24 años. Desapareció luego de salir de la casa en la que vivía con una ex cuñada en el barrio Santa Marta, en Tristán Suárez, Buenos Aires.

“No tenemos ningún dato que permita avanzar en la investigación y la fiscalía tampoco”, explicó Celeste Herrera, cuñada de Analía Oliveira.

La causa se encuentra en la UFI 2 descentraliza de Ezeiza. En el marco de la investigación se realizaron cuatro allanamientos sin ningún resultado positivo

Analía dejó Misiones en el 2012 y se radicó en Buenos Aires. Su idea era poder estar más cerca de su novio, un cadete del Colegio Militar de la Nación. Se alojó en la casa de Samantha Villagra, una ex cuñada suya con quien tenía una buena relación.

Celeste Herrera contó a DiarioConurbano.com que la joven el 9 de agosto le dijo a Samantha que salía y volvía al otro día pero nunca regresó.

Herrera detalló que Samantha Villagra “denunció la desaparición de Analía recién doce días después” y agregó que la joven “prácticamente no tenía amigos”.

Oliveira trabajaba desde dos meses antes de su desaparición, en un barrio privado de la zona de Tristán Suárez, en tareas de limpieza.

Si bien la familia dejó trascender que “posiblemente” Samantha  Villagra conozca más de lo que declaró sobre lo sucedido tampoco hay pruebas ni sospechas contra ella.

Analía había terminado la relación sentimental con su novio unos días antes de su desaparición. En un principio, el joven también fue objeto de investigación.

“Nos preocupa mucho no tener ni siquiera pistas para encontrarla”, finalizó Celeste Herrera. Por su parte, agrupaciones de género preparan una movilización para los próximos días para exigir la aparición de Analía y reclamar justicia.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE