La empresa misionera Yerbatera.com recibió el certificado IRAM

La  empresa Yerbatera.com, radicada en la localidad misionera de Dos de Mayo, recibió hoy (11 de noviembre), el certificado de las Normas IRAM.  El Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) estuvo presente, a través de su presidente, el ingeniero agrónomo Luis Francisco Prietto, y el representante del sector Secaderos, Sergio Delapierre, en el acto de oficialización de este sello, en la ciudad de Buenos Aires.
 
Si bien existen molinos con este reconocimiento, es la primera vez que un secadero de yerba mate recibe el certificado de calidad IRAM. “Realmente estamos muy contentos de tener este reconocimiento y que también la gente del INYM apoya este tipo de emprendimientos y que nos acompañan”, expresó el empresario José Luis Lorenzo, dueño de Yerbatera.com.
 
Las Normas IRAM son otorgadas por el Instituto Argentino de Normalización y Certificación a aquellos productos desarrollados con calidad, seguridad, eficiencia, desempeño, gestión de las organizaciones y buenas prácticas de manufactura y comerciales. Estas certificaciones tienen validez nacional e internacional y constituyen la puerta de entrada a muchos mercados.
 “Es un reconocimiento a la empresa, a todo el personal, a toda la gente que trabaja que está comprometida. Es una tarea de mucho tiempo, de mucho trabajo a través de los profesionales que nos acompañaron. Realmente estamos muy contentos de tener este reconocimiento y que también la gente del INYM apoya este tipo de emprendimientos y que nos acompañan. Si bien el secadero no está caratulado como industria, pero a eso apuntamos”, comentó José Luis Lorenzo.
Prietto, el presidente del INYM, por su parte, enfatizó la importancia del reconocimiento no sólo para Yerbatera.com sino para todo el sector. “Ese es el norte de nuestra actividad: la excelencia, la excelencia en plantaciones, la excelencia en calidad, en mano de obra debidamente calificada y remunerada, y la excelencia en el posicionamiento en el mercado”, subrayó.
El secadero está ubicado en la localidad de  2 de Mayo, y se caracteriza por haber iniciado su trabajo con un barbacuá, recordó Lorenzo: “Comenzamos en el año 83 a trabajar con un barbacuá; después tuvimos un secadero rotativo y hace más de 30 años que estamos en el mercado”, dijo.  
“Esto (Normas IRAM) nos abre algunas puertas  y tenemos que pensar que podemos conseguir certificaciones de otro tipo y que podamos abrir otros mercados, sobre todo en Europa”, finalizó.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE