Día Mundial del ACV: cómo prevenirlo

El accidente cerebrovascular se llevó, este año, la vida de nuestro querido Gustavo Cerati. Los expertos advierten que es más común en las mujeres que en los hombres y que el 80% de los casos podrían evitarse, siempre que incorporemos algunos hábitos saludables.
El 29 de octubre es el Día Internacional de Prevención del ACV o accidente cerebrovascular, también conocido como ataque o derrame cerebral. En la Argentina, los casos anuales son aproximadamente 80.000, de los cuales entre el 52 y el 55 por ciento corresponden a mujeres.

En comparación con los hombres, nosotras tenemos una mayor mortalidad relacionada al ACV. Una de cada cinco mujeres estamos en riesgo de sufrirlo, mientras que en los hombres las posibilidades son de uno en seis. Esto ocurre porque vivimos más que los varones y, por lo tanto, estamos más tiempo expuestas al ACV.

Si bien estas cifras pueden resultar alarmantes, no hay que atemorizarse, sino ponerse en acción. Te damos varios consejos para estar bien protegida:

* Tenelo en mente: el ACV se puede prevenir

Los expertos de la Fundación Favaloro aseguran que el 80% de los casos podrían evitarse. Para eso, te sugieren adoptar varias conductas saludables:

1. Conocé tu presión arterial.

2. Averiguá si padecés arritmias (como la fibrilación auricular).

3. Si fumás, dejá de hacerlo.

4. Conocé si tu colesterol es normal.

5. Si sos diabética, seguí las indicaciones de tu médico para controlar la enfermedad.

6. Hacé ejercicio regularmente.

7. Consumí alimentos bajos en sodio y grasas.

* Participá en una charla y sacate las dudas

El Hospital Italiano de Buenos Aires te invita al encuentro “Accidente cerebrovascular: ¿Qué debemos saber, conocer y hacer?». Se hará el miércoles 29 de octubre a las 19:30 horas en Tte. Gral. J. D. Perón 4190, 2° Piso, aula Dr. Marío Cámera. Allí, los especialistas brindarán información sobre qué es un ACV, qué factores contribuyen a que se produzca, cuáles son sus síntomas y cómo actuar ante su aparición. La actividad es gratuita y no requiere inscripción previa.

* Bajá un cambio

“Cuando una persona tiene un alto grado de ansiedad hay una gran posibilidad que este trastorno desencadene patologías de tipo vasculares, ya sea un ACV o, en otros casos, accidentes cardiovasculares, como podría ser un infarto”, explica Gabriela Martínez Castro, directora del Centro de Estudios Especializado en Trastornos de Ansiedad (CEETA). “Esto sucede siempre y cuando la persona tienda a sufrir trastornos de ansiedad y, a su vez, padezca algún tipo de problemática, como por ejemplo presión arterial muy alta”, aclara la experta.

* Si tomás pastillas, controlate

“En las mujeres, el uso de anticonceptivos durante un período prolongado sin supervisión médica puede aumentar las posibilidades de tener un ACV”, advirtió, en un comunicado, el Ministerio de Salud de la Nación.

“El uso de anticonceptivos aumenta levemente el riesgo de ACV, pero su efecto es mínimo comparado con otros factores de riesgo como la hipertensión arterial, el sedentarismo o el colesterol elevado”, opina Pablo Ioli, responsable de la comisión vascular de la Sociedad de Neurología. Según el neurólogo, no hay una contraindicación para el consumo de estas pastillas. Eso sí: deberá ser orientado por un profesional que considerará, en cada caso, los antecedentes personales y familiares.

* ¡Levantate de la silla!

La actividad física regular es beneficiosa para reducir el riesgo de ACV. “Si bien se recomienda una actividad de tipo aeróbica, no hay un tipo de ejercicio particular que haya demostrado ser más beneficioso que otro. Hay que ponerse en movimiento al menos 30 minutos por día o 150 minutos por semana”, señala el doctor Pablo Ioli.

* Tené cuidado con la sal

Ocho de cada diez ACV se presentan en pacientes hipertensos. “Si reducimos tres gramos el consumo de sal diario, evitaríamos en el año 2020 más de 100.000 ataques cerebrovasculares”, afirmó Sebastián Laspiur, ‎director de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisbles del Ministerio de Salud de Nación.

* No lo postergues más: andá al médico

La cardióloga Melina Huerin, de la Fundación Cardiológica Argentina, nos recuerda que es fundamental la detección temprana del riesgo cardiovascular, a partir de la consulta periódica con el médico. “La evaluación es algo simple y cualquier profesional de la salud puede hacerlo”, enfatiza.

* Conocé los síntomas

El doctor Guillermo Liniado, director del área de cardiología de ALPI, detalla lo que debemos tener en cuenta para detectar un ataque cerebrovascular:

● Falta de sensación, debilidad o parálisis repentinas en la cara, el brazo o la pierna, especialmente en un solo lado del cuerpo.

● Confusión súbita, problemas repentinos para hablar o entender.

● Problemas repentinos para ver con uno o los dos ojos.

● Dificultad para caminar, mareo, vértigo, pérdida del equilibrio o falta de coordinación súbitos.

● Dolor de cabeza súbito y de máxima intensidad, sin causa aparente.

“Ante la aparición de estos síntomas, se deben tomas medidas urgentísimas. Llamar una ambulancia y tomar una tomografía son los primeros pasos para prevenir y tratar el ACV, porque cada segundo cuenta”, concluye el especialista.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE