Piden máquinas de coser para el taller de Corte y Confección que se dicta en el Paseo La Terminal

La modista, emprendedora y profesora a cargo del taller de Corte y Confección que se lleva a cabo en el Paseo La Terminal, Francisca Segovia, manifestó la necesidad de que el Municipio les provea al menos una máquina de coser para el dictado de clases. Explicó que ella no lleva la suya desde que en diciembre del año pasado le robaron una del salón en el que da el taller.

 

Según explicó a MOL la modista, no lleva su propia máquina porque en el lugar no se hacen cargo del cuidado de los elementos que se guardan allí. En diciembre del año pasado su máquina fue robada del lugar donde habitualmente quedaba guardada y aunque recientemente logró que la dirección de Cultura le comprara una máquina usada en resarcimiento, decidió no llevarla más al taller por temor a otro robo. “Además no la llevo a cada clase porque yo viajo en colectivo y es muy pesada”, agregó.

De este modo, todo el 2014 Francisca dictó sus clases de manera teórica y en base a un cuadernillo de trabajo, con lo cual aunque a inicios de año tenía una matrícula de 25 alumnas, hoy se redujo a solo siete debido a la falta de máquinas de coser donde las estudiantes puedan practicar lo aprendido.

Al respecto expresó que ella continuó dictando las clases en esas condiciones porque lo toma como un verdadero trabajo en el cual hay una obligación hacia su tarea docente y hacia sus alumnas. “Yo quisiera seguir dando clases de alguna forma el año que viene porque aunque esto no me reditúa mucho económicamente, me gusta mucho enseñar. Quiero seguir pero con otras condiciones de trabajo”, manifestó y agregó: “ellas necesitan por lo menos una máquina para seguir el curso”.

Asimismo contó que ella no cobra un sueldo por el dictado de clases sino que gana un porcentaje de la cuota –de 100 pesos actualmente- que pagan las alumnas, ya que Cultura se queda con un 20 por ciento de la misma. También debe costear toda la promoción del espacio que se realice con volantes y folletería.

Francisca comenzó a dictar clases cuando en 2008, tras no poder continuar con su tarea de modista por problemas de salud, se le ocurrió presentar una nota por escrito a la Dirección de Cultura de la Municipalidad para dictar un taller de “Corte y Confección”. Una vez que le brindaron el espacio dictó clases durante ese año, 2009, 2012, 2013 y 2014, dos horas semanales.

Ahora, además del taller en el Paseo la Terminal, enseña de manera particular en su casa a todas las mujeres que quieran aprender el oficio para su casa o como una nueva salida laboral.

Los interesados en sumarse a la propuesta pueden acercase todos los viernes hasta las 11:30 en las instalaciones del Paseo La Terminal.

A mediados de diciembre se realizará el desfile de cierre del taller 2014, donde las alumnas exhibirán sus creaciones –unas 12 prendas que realiza cada una durante todo el curso-.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE