Caso Angélica Ramírez, el juicio: la mamá dijo que conocía de vista al imputado pero no escuchó que tuvieran relación

En la quinta audiencia del juicio por el asesinato de Angélica Ramírez (14), ocurrido en Puerto Rico en septiembre de 2012, sobresalió la declaración de los familiares de la víctima, sobre todo de la madre, Teresa del Valle. La mujer relató cómo se enteró del hallazgo del cuerpo de su hija. Admitió que conocía de vista al único imputado, el panadero Francisco Bourscheid (52), pero nunca escuchó que tuviera relación con la chica.
Asimismo, sorprendió un testigo llamado Javier Vogel, quien luego de cavilar un rato aseguró que el primer juez de la causa, Éctor Acosta, lo “presionó” para que declarara que vio a Angélica con un joven antes de su muerte.
A propósito de Acosta, también declaró su hijo, Pablo, un joven al que distintos rumores relacionaron con el crimen. Sin embargo, nunca hubo elemento concreto que lo ligara con el homicidio. Este martes, el muchacho dijo que cuando ocurrió el asesinato, él se encontraba en Posadas.
El debate se realiza en el Tribunal Penal Uno de Posadas. Ante los jueces Martín Errecaborde, Ángel Dejesús Cardozo y Eduardo D’Orsaneo, Teresa dijo que la noche anterior al hallazgo del cadáver se había ido a trabajar y luego a la casa de su pareja. En medio de esas actividades dialogó con Angélica, a quien le había pedido que fuera a la escuela, porque ella le comunicó que solo se iría a hockey, actividad que practicaba hacía poco y lo hacía después de la actividad escolar, que era en el turno de noche.
La mujer también contó que conoció a un novio de su hija, pero no sabía si ella tenía relaciones con personas más grandes. El momento más tenso fue cuando habló del porqué mataron a su hija: “La verdad que no sé y yo estuve muy mal después de lo que sucedió”.
La mamá de la víctima dijo que era una adolescente rebelde, a la que le gustaba salir a cualquier hora. Aunque adjudicó esa actitud a la “rebeldía adolescente”.
También declaró Viviana Del Valle, tía de la menor, que vivió un tiempo con la familia. “A veces se me escapaba porque la mamá pedía que no la dejara salir, pero teníamos una buena relación. No me contaba muchas cosas, sobre todo las íntimas”.
La mujer recordó que ese día, previo a la aparición del cuerpo de la menor, se fue cerca de las 19 luego de dormir durante muchas horas. “A las 17 se levantó y tomamos unos mates porque yo había hecho unas chipas, aunque después tomó un té antes de irse”. A esto agregó que “no llevó mochila como otras veces, pero sí se fue con ropa deportiva porque se fue directamente a hockey”.
Luego Viviana dijo que empezaron a escuchar rumores sobre la muerte de una chica y la aparición del cuerpo al otro día a la mañana y lamentablemente se trataba de Angélica.
También declararon el abuelo Tito Del Valle y un tío paterno. Este último, Javier Ramírez, contó que a través de un amigo de la familia, de nombre Wildo Ojeda, se enteró que supuestamente ese chico le dijo que Angélica el tiempo que vivió en Puerto Libertad le manifestó que tenía un novio que le regalaba facturas y sería panadero.
Hace un año, Ojeda falleció en un accidente de tránsito en Jardín América, por lo que en el debate no se pueden ratificar estos dichos.
Luego llegaría el turno de Alejandro García Fioravanti, dueño del ciber ubicado en el barrio san Francisco de Puerto Rico donde vivía la víctima. El hombre dijo que no conocía bien a la menor más que de las veces que ocupaba las máquinas de su comercio. Añadió que nunca la vio con nadie y que solamente escuchó rumores en el pueblo de que salía con personas grandes.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE