Reflexión del pastor Decena: La bendición de los 40 días

La Historia de Israel es tan rica en enseñanzas y contiene desafíos para la fe. Algo que llama la atención es el hecho de que cuarenta días parecería una cifra que nos desafía a la búsqueda de grandes bendiciones, al aprendizaje, y para buscar el quebrantamiento de grandes maldiciones. En este mensaje veremos algunos puntos al respecto.

 

La bendición de los cuarenta días.

1) Para anhelar una posición mejor

Números 13:25

Al cabo de cuarenta días los doce hombres regresaron de explorar aquella tierra.

Por mandato de Dios tienen que recorrer la tierra prometida, debían enviar un representante de cada tribu y entonces doce personas fueron por cuarenta días reconociendo la tierra. Pero la actitud de solo dos, Josué y Caleb, fue de fe y confianza en Dios, que les iba a conceder esa tierra, y los restantes diez, tenían miedo de pensar que la promesa de Dios se iba a cumplir en favor de ellos. Si pudieras anhelar más que nada en el mundo algo, sabiendo que Jesús pagó en la cruz,  el precio de todas las bendiciones.

Diez de ellos dijeron “no podemos”, solo dos de ellos dijeron “podemos”, y Ud. Qué dice? La bendición se recibe antes de recibirla, por medio de la fe. Anhele de tal manera la bendición de Dios, que no haya algo mejor en su vida que conocer a Dios el dador de toda bendición. Crea en las promesas de La Palabra de Dios, y estas se harán realidad. Ud. Pasará a estar en una posición más elevada.

El pueblo de Dios por los 40 años del desierto, iba a dejar las maldiciones generacionales.

Hay 4 pasajes (Éxodo 20:5, Ex. 34:7, Números 14:18, Deuteronomio 5:9)  donde dicen “Dios visita la maldad de los padres hasta la 3ª y 4ª generación o sea 10 días por cada generación, se iba a romper algo profundo, porque si bien esa generación no iba a entrar a conquistar las bendiciones de Dios, los descendientes sí iban a poseer la tierra, y Dios quería romper esas ataduras generacionales que habían heredado. Anímese por cuarenta días a buscar en forma especial, ayunando y orando. ¡Ataduras generacionales de todo tipo van a caer!

 

2) Para conocer más profundamente a Dios

Filipenses 3:8  Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo,

 

Dice la Biblia que Dios sometió a Israel al rigor del desierto, poca comida, escasa agua… e incomodidades lógicas, todo era para conocer más a Dios,  pero la mayoría de ellos no estuvieron de acuerdo, no querían pagar ningún precio en sacrificio, no querían negarse a la carne, no estaban interesados en ser espirituales. No se daban cuenta que después de la privación viene la bendición, tampoco entendían el tema de las iniquidades generacionales.

Pero el apóstol Pablo sabía que no había otra forma de hacer algo por su generación, había que hacer abstinencias, sacrificios y ayunos para traer el Reino a esa generación. El tenía la fórmula: considerar al Creador como primero y todo lo demás que sea secundario…

El camino entonces es el camino de la cruz, o sea negación a la carne, la negación de los placeres carnales y la negación de los sentidos. Es un camino espiritual que potencia la búsqueda de lo trascendente y eterno.

 

3)   Para tomar autoridad espiritual sobre la tierra.

El Señor Jesús nos da el ejemplo y lección: Dice que el dios de este mundo es satán, y evidentemente tenía Jesús que deshacer el reino de las tinieblas. Para eso va al desierto privado de toda comodidad y provisiones, emprende un esfuerzo de orar y ayunar por cuarenta días y lo hace justo antes de empezar su ministerio terrenal.

Mateo 4:2  Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.

Marcos 1:13  Y estuvo allí en el desierto cuarenta días, y era tentado por Satanás, y estaba con las fieras; y los ángeles le servían.

Para tomar autoridad espiritual en la tierra debemos seguir el ejemplo del Maestro, crucificar la carne, alejarnos de los placeres mundanos, y resistir al maligno.

Cuando Jesús empieza su ministerio como el resucitado, también estuvo cuarenta días soportando el pecado y viendo la inmundicia del mundo. Pero tomaría autoridad a través de su iglesia, que buscó con esfuerzo por diez días la promesa del Espíritu Santo, para tener autoridad en esa generación.

Hechos 1:3  a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios.

¿Sabe lo que hizo Jesús, que no hizo el pueblo de Israel? Sacrificios y privaciones . ¿Porque se quejaban tanto los de Israel? Porque no querían hacer sufrir, sino solo querían darle lugar a la carne, Jesús nos enseña y da ejemplo:  a sacrificarse antes de comenzar, sacrificarse durante y también sacrificarse después de terminar su misión terrenal.

Gálatas 5:16  Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. (17)  Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.

En cuarenta días de limitar la carne, te vas a “desamorar” de los placeres y de las cosas que te han quitado la bendición, haga un plan para buscar con sacrificio la bendición, deja de darle placer al cuerpo y probarás el placer del Espíritu.

Busca a Dios como nunca lo has hecho. Mateo 7:7 es el versículo lema del Centro Familiar Cristiano, y nunca falla!  En Dios haremos proezas! Dios te cambiará para siempre!

Que tengas una semana bendecida y de victoria!

Pastor Guillermo Decena, Centro Familiar Cristiano Eldorado.

Prédicas en vivo los miércoles y domingos 20 horas, a través de www.centrofamiliarcristanoweb.org

 

 

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE