Más de 3000 chicos se presentarán a las pruebas de River en Garupá; seleccionarán a 20

El Club Colectiveros que funciona en el predio de la UTA en Garupá explotó, literalmente, con la gran cantidad de chicos que se presentaron a las pruebas que está realizando el club River Plate, con el fin de seleccionar jugadores para sus divisiones inferiores. Las pruebas concluyen mañana.

El primer día hubo más de 1200 en ambos turnos y esta mañana había más de 500 en el primer turno y se esperaban más para la tarde. En total, los organizadores estiman que al término de las pruebas hayan sido más de 3000 los chicos que se probarán ante la mirada de Victor Arroyo y Daniel Luaces, ambos seleccionadores del club de Nuñez que trabajan a las órdenes de Lionel “Pipa” Gancedo, el actual coordinador de inferiores del Millonario.

“Quedarán unos 20 chicos, que van a fichar en River, estamos hablando de jugadores de entre 11 y 17 años”, dijo a MOL el ex futbolista Antonio Vidal González, coordinador de fútbol de Colectiveros, una entidad que está afiliada a la Liga Posadeña pero solo participa de las divisiones menores.

Los jugadores seleccionados, como afirmó el ex jugador que le convirtió tres goles a Boca en la Bombonera (jugando para San Martín de Tucumán) no tendrán que afrontar nuevas pruebas en Nuñez, sino que ya van a fichar directamente. Esto significa que los chicos se mudarán, River les dará la pensión y el colegio.

“Los más chicos van a tener que ir acompañados por los padres o tener algún familiar allá que los acompañe, el fútbol es así, los clubes cada vez vienen a buscar a jugadores más chicos”, explicó Vidal González.

Las pruebas arrancaron el jueves cuando se probaron jugadores de las categorías 97, 98, 99 y 2000 por la mañana. Por la tarde se probaron los más chicos, jugadores nacidos en 2001, 2002 y 2003. Es decir, chicos de entre 11 y 17 años.

Jugando por un sueño

El predio de la UTA hoy lucía más como un casting de un reality que una prueba de jugadores de fútbol, sobre todo por la enorme cantidad de chicos que había, muy pocos acompañados por los padres. Las pruebas se realizan en una única cancha, donde se separan dos equipos de 11 cada uno, se reparten pecheras (los chicos deben llevar sus botines y medias) y juegan entre 25 y 30 minutos ante la atenta mirada de Arroyo y Luaces. Vidal González y la gente de Colectiveros no interviene en la selección.

En cuánto a la calidad futbolística de los chicos que se presentan, hay de todos los niveles. Desde chicos que juegan en su barrio y lo hacen bien y otros no tanto. “Las pruebas son abiertas y nosotros no podemos poner filtros o discriminar, si bien terminan siendo muchos, las puertas están abiertas para todos”, explica Vidal González.

También hay unos cuantos chicos que ya juegan en divisiones inferiores de clubes de Posadas (incluyendo a Crucero y Guaraní) pero van a probar suerte. Por lo general, lo hacen a “escondidas” de sus clubes.

“Nosotros invitamos a los clubes a que vengan, avisamos a todos para que participen, pero muchas veces los chicos vienen por su cuenta, no podemos estar discriminando a uno si o a otro no”, explicó Vidal González.

P1610580

Arroyo y Luaces se cubren del intenso calor. Trabajarán tres días incansablemente para observarlos a todos.

P1610591

Antonio Vidal González, coordinador de Colectiveros y organizador de la prueba.

P1610603

Dos chicos ayer en la prueba de la clase 2000. El de pechera roja anduvo muy bien de “6”. ¿Le alcanzará para llegar a River?

Si un jugador que está en un club de Posadas es seleccionado para River, el club de origen conserva un 15 por ciento del pase del jugador (por derechos de formación) ante el caso de una eventual transferencia futura (si es que el jugador llega a ser profesional). De ese 15 por ciento, el club que realiza y coordina la prueba puede llegar a compartir algún porcentaje menor con el club de origen, eso ya depende de una negociación entre entidades.

Para el chico se abre la posibilidad de jugar en las inferiores de uno de los clubes más importantes de la Argentina, con pensión, comidas y escuela. El inconveniente grande a salvar es la cercanía de la familia. “La familia, si son chicos, se tiene que mudar con el chico, aunque el club no se hace cargo de eso”, explica Vidal González.

Prueba de Independiente

Hace dos semanas estuvo en la ciudad Ricardo Bochini, encabezando una prueba para llevar jugadores al club Independiente que se realizó en el predio de la ACEFA. En una sola jornada, alrededor de 500 chicos de entre 12 y 16 años fueron a probarse ante la mirada del ex crack de Avellaneda. Quedaron seleccionados un grupo de 25 chicos que a fin de mes irán a realizar una nueva prueba al predio de Independiente en Villa Domínico. Ahí se realizará un corte final y quedarán seleccionados los que serán fichados para el Rojo.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE