¿Hijos o éxito? ¿Las mujeres prefieren cambiar la maternidad por el trabajo?

A raíz de un caso reciente en la empresa Facebook se desató la polémica: ¿Es recomendable congelar óvulos con el fin de posponer la familia y priorizar la carrera?
La polémica se desató en la empresa Facebook, pero es un tema que trasciende las fronteras de todas las marcas y los países. Se trata de una tendencia que se desarrolló en el marco de la cada vez mayor libertad de las mujeres y en su necesidad de decidir por sí mismas si quieren tener familia y cuándo hacerlo.

En el caso de Facebook, la empresa les ofrece hasta 20 mil dólares a sus empleadas por el tratamiento de congelamiento de óvulos para que lo soliciten por motivos no médicos, y de esta manera no interrumpir su carrera. De hecho, en los últimos tres años se ha cuadruplicado el número de mujeres que deciden congelar sus óvulos, según contó la especialista en reproducción, Stella Lancuba.

“La mujer que congela sus óvulos a los 30 y decide tener hijos a los 38 es biológicamente la misma pero no es el mismo cuerpo. El consejo es tenerlo cuanto antes, mejor. El rol del congelamiento es preventivo, para preservar el futuro. Como especialistas, recomendamos la maternidad y la paternidad temprana porque da niños más sanos y con menos complicaciones”, explicó.

En el mismo sentido se expresó el especialista Roberto Nicholson, aunque explicó que los riesgos a los 38 años son mínimos en mujeres que no tienen problemas de fertilidad. No sucede lo mismo cuando se supera la barrera de los 45, cuando ahí sí pueden tener muchas complicaciones aquellas que congelaron óvulos y deciden tener hijos.

También dio su visión sobre el peso que tiene esta nueva tecnología en la carrera de las mujeres: “Es injusto para ellas que cuando están en pleno desarrollo tengan que estar angustiadas porque no van a ser madres. Se trata de un mandato histórico, bíblico. La evolución de la mujer seguramente irá de la misma manera en la que el hombre terminó caminando recto: va a estirarse hasta los 50 años la ovulación”.

Y agregó: “La verdadera revolución cultural del siglo XX ha sido la anticoncepción, que es lo que les permitió a las mujeres libertad e independencia. Hoy lo que es la libertad del siglo XXI es la congelación de óvulos”. Según su testimonio, ese procedimiento cuesta alrededor de 300 dólares mensuales en la Argentina.

Por su parte, la psióloga laboral Graciela Filippi opinó: “Lo de Facebook es la forma que tienen las empresas de retener talentos, que no son muchos. El gran secreto es cómo retenemos a los jóvenes. Esta empresa descubrió que lo de la congelación les conviene a ellos y también a las mujeres”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE