Dos policías y el presidente de un barrio fueron demorados en Andresito por beber en la vía pública

El hecho ocurrió ayer en la tarde. Estuvieron involucrados un suboficial sub ayudante y un agente de la fuerza de seguridad de la provincia, además del presidente de la comisión vecinal del barrio 9 de Julio, que incluso agredió con golpes de puño al jefe del Comando Radioeléctrico de Andresito. Este último quedó detenido y fue trasladado a Puerto Iguazú, donde permanecerá a disposición de la justicia.

 

 Marcelo Ovalle – perdiodista de Andresito – Radio Libertad

Todo comenzó cerca de las 19:15 cuando la policía recibió un llamado telefónico de vecinos, alertando que dos policías y una tercera persona estaban consumiendo bebidas alcohólicas en la vía pública, en cercanías de la rotonda de acceso a la localidad.

 

Hasta el lugar se dirigió un móvil del Comando Radioeléctrico con su jefe que es el oficial principal Luis Salazar. Al llegar se pudo constatar que efectivamente estaban allí el suboficial sub ayudante Maximiliano Dwojak,  y el agente Víctor Rivas. Ambos estaban acompañados por el presidente de la comisión vecinal del barrio 9 de Julio Mario Fernández.

 

La crónica periodística, afirma que cuando arribó el patrullero, el sub ayudante Maximiliano Dwojak estaba consumiendo alcohol, junto con su camarada y Fernández, escuchando música, con una conservadora para mantener frías las bebidas, y todos sin remera.

 

Lo más llamativo de la situación es que es justamente Dwojak sería el encargado del control en las calles para que no se consuma alcohol en la vía pública.

 

Y además es quien queda como encargado de la comisaría cuando por alguna razón no pueden estar ninguno de los jefes.

 

El jefe del comando les pidió a los tres que lo acompañen hasta el hospital local para realizarles un examen de alcoholemia, hecho que molestó al presidente del barrio.

 

Ya en el hospital y como no estaba la bioquímica, deciden llevarlos a la comisaría y fue en ese momento cuando Fernández agredió físicamente al jefe del comando radioeléctrico.

 

Ahora existe una denuncia por resistencia a la autoridad y lesiones leves en contra del agresor, que se encuentra detenido en Puerto Iguazú, según confirmaron fuentes de la URV de esa ciudad. Mientras que los policías que luego fueron liberados serán sumariados por la falta contravencional.

 

Por otra parte trascendió que el agente Rivas ya tenía denuncias de vecinos que afirmaron ver que utilizaba el móvil policial para comprar alcohol.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE