comScore
El año próximo Argentina tendrá dos satélites propios en órbita

El año próximo Argentina tendrá dos satélites propios en órbita

Lo anticipó el titular del área de Planeamiento de ARSAT, Mariano Brizuela, quien destacó que junto con la red de fibra óptica, los satélites darán conectividad de calidad a todo el país. Destacó el grado de avance alcanzado por la red provincial que construye en Misiones la empresa estatal Marandú Comunicaciones. Adelantó que bajarán los costos y mejorarán servicios de internet, telefonía móvil y televisión y se abrirá la posibilidad de avanzar en modelos de gobierno electrónico.

De paso por Posadas para participar del primer Encuentro Nacional de Empresas y Organismos Provinciales de Telecomunicaciones, el responsable del área de planeamiento de la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (Arsat), resaltó el logro que significó haber construido un satélite en el país, que se lanzará el 16 de octubre, y anticipó que el segundo satélite de producción nacional, ya entró en etapa de prueba y se lanzaría en junio del año próximo.

“Para nosotros fue un desafío arduo, nos llevó siete años y un millón trescientas mil horas hombre de trabajo. Cuando estos satélites estén en funcionamiento cambiará radicalmente la soberanía satelital y el área de cobertura. Hoy los satélites que apuntan a Argentina son reacomodados, no están diseñados para la geografía nacional, los que nosotros hicimos están diseñados para dar cobertura 100 por ciento de Ushuaia a La Quiaca, eso va a permitir la puesta en marcha de nuevos servicios en lugares remotos donde antes era imposible prestarlos”, explicó Brizuela en diálogo con Misiones Online.

Indicó que la producción  y puesta en órbita de los satélites nacionales y la construcción de la red nacional de fibra óptica del plan Argentina Conectada, vendrán a cambiar radicalmente el panorama en telecomunicaciones en todo el país. “La red federal de fibra óptica va a llegar a muchos lugares, pero a otros no vamos a poder llegar, son parajes muy alejados a los que es poco menos que imposible llegar con un cable, esos lugares van a estar cubiertos con los satélites”, detalló.

Señaló que los cambios más notorios se percibirán en la velocidad de los servicios de Internet. “En las localidades en las que ya hay varios prestadores, lo que va a pasar es que van a bajar los costos y va a haber más capacidad para nuevos servicios, y en las localidades en las que nunca hubo, por primera vez van a tener Internet en alta calidad. Hace un mes estuve en Tostado, Santa Fe, donde todavía tenían conexiones de 128 y 556 Kbps y las más veloces de de 1 Mbps pero a un precio exorbitante comparado con cualquier capital de provincia. En esa localidad por ejemplo, la gente va a poder acceder a un servicio de calidad a un mucho menor costo”, indicó.

Anticipó que la red de fibra óptica está preparada tanto para transportar Internet, como para enlaces de radios de telefonía celular. “Estamos en tratativas con las diferentes compañías para poner a su disposición la red federal para que puedan trabajar, queremos que sea un cambio. La licitación de 4G para celulares que está vigente, contempla la conexión a la red federal, lo cual potenciaría mucho más la red que estamos haciendo. Nuestra idea es que en los lugares en los que las celdas de celulares tienen mala calidad en el transporte de datos, nosotros ponemos la red a disposición para mejorar esas condiciones”, explicó.

Aclaró que lo que cambiará con la entrada en servicio de la red de fibra óptica es la capacidad para transportar datos, pero los servicios que se presten van a depender de los que hagan uso de la red, así como los contenidos. “Estamos poniendo lo más costoso que es la infraestructura, después dependerá de las capacidad locales y nacionales que se puedan generar para ponerle valor  y contenido a la red, por eso trabajamos con universidades, cooperativas y con la Sapem, porque el desafío a partir del año que viene va a ser qué subimos a la red. Hay provincias que han trabajado muy bien en lo referente a gobierno electrónico, en montar toda la gestión de gobierno esté sobre internet, pero eso tiene que reproducirse a nivel país, para lograr que una persona que este alejado 300 kilómetros de la capital de su provincia no tenga que hacer esa distancia para hacer un trámite, sino que lo pueda hacerlo de forma remota”.

El funcionario participó ayer y hoy de un encuentro nacional en el que mostraron sus avances y compartieron sus experiencias  varias de las provincias que están construyendo las redes provinciales de fibra óptica, que luego se conectarán a la red troncal que está haciendo la Nación.  “Realmente estoy contento del grado de avance y compromiso que tienen las provincias con la red de fibra óptica, se nota que quieren hacer un cambio en las telecomunicaciones se han tomado muy enserio el proyecto”, consideró.

Detalló que la obra civil de la red nacional está en un 80 por ciento, mientras que el tendido del cable está con un avance del 50 por ciento. “Tenemos 10 a 12 mil kilómetros para iluminar en Argentina, que es el próximo paso que estamos encarando. Este proyecto fue pensado como la federalización de las telecomunicaciones, hicimos en 4 o 5 años lo que a otras telcos les llevó 20”, remató.

elrafa.cortes@gmail.com-


Quizás tambien le interese...