Mañana 1° de octubre a comer yopará en la plaza 9 de Julio

Por segundo año consecutivo, la subsecretaría de Cultura genera una actividad recreativa y popular el 1º de octubre, para reforzar la conciencia sobre el PCI: Patrimonio Cultural Intangible.
La tradición indica que si queremos convocar la abundancia y superar la escasez del mes de octubre hay que preparar un buen yopará, para que la maldición de Karaí Octubre no nos llegue: si no se comparte el yopará se avecina un año de carestía.
El Yopará es una comida que se prepara el primer día de octubre y se comparte con los vecinos. Se hace en una olla grande, con ingredientes como maíz blanco, poroto, charque o carne salada y seca, cebolla, sal… y todo lo que se pueda. Dice la tradición que el “Karaí Octubre” (señor Octubre) es un duende travieso y justiciero que llegado este mes se multiplica en duendecillos para castigar a quienes no han guardados provisiones de alimentos para el invierno y en cambio premia a quienes tienen la olla llena dándoles prosperidad y bienestar.
Esta costumbre forma parte de nuestro Patrimonio Cultural Intangible, por lo que la Subsecretaría de Cultura, junto al Mercado Concentrador de Posadas y el ISET Posadas (Instituto Superior de Estudios Terciarios y Técnicos) van a preparar y ofrecer porciones de guiso “yopará” en la Plaza 9 de Julio y en el Mercado Concentrador el mediodía del miércoles 1° de octubre, en un marco especialmente animado.
La idea de fondo es festejar nuestro PCI. Y para ello, la Subsecretaría trabajó en una dramatización y puesta en escena de esta tradición, junto a Luis Marinoni y la Compañía de Arte Compartido.
Algunos conceptos sobre Patrimonio Cultural Inmaterial:
Nuestro patrimonio inmaterial puede manifestarse a través de
–         Tradiciones y expresiones orales, incluido el idioma como vehículo del patrimonio cultural inmaterial
–         Artes del espectáculo
–         Usos sociales, rituales y actos festivos
–         Conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo
–         Técnicas artesanales tradicionales
 
 
Son las comunidades las que deciden qué manifestaciones forman parte de su patrimonio cultural, por lo que deben participar activamente en su identificación y definición. 
Muchas de nuestras manifestaciones culturales están amenazadas por la homogeneización asociada a la globalización, pero los mayores peligros provienen de la falta de apoyo en su conservación, aprecio y comprensión.
Las comunidades que utilizan en la práctica su patrimonio cultural inmaterial están en mejores condiciones que nadie para identificarlo y salvaguardarlo.
 
“Se entiende por “patrimonio cultural inmaterial” los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas  -junto con instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes- que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural.  Este patrimonio cultural inmaterial, que se transmite de generación en generación, es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad y contribuyendo así a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana. A los efectos de la presente Convención, se tendrá en cuenta únicamente el patrimonio cultural inmaterial que sea compatible con los instrumentos internacionales de derechos humanos existentes y con los imperativos de respeto mutuo entre comunidades, grupos e individuos y de desarrollo sostenible.” (Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial – UNESCO, 2003) 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE