Estiman que la cadena yerbatera pierde mil millones por año por mal reparto de la renta


El titular del Inym, Luis Prietto, estimó que la industria está resignando a favor de la cadena comercial, entre 3 y 4 pesos por kilo de producto elaborado. Explicó que los molinos cobran 22 pesos por los mismos paquetes que los supermercados venden a 40 o 50 pesos. Anticipó que en la reunión de concertación de precios de mañana no habrá definición. Esperan reunirse con supermercadistas y funcionarios de Comercio de Nación.

El presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) Luis Prietto explicó que el debate para la definición de los precios de la hoja verde y la canchada se está prolongando por buscan un acuerdo que satisfaga a todas las partes que intervienen en el negocio yerbatero, incluidos la industria, la cadena comercial y el gobierno nacional que monitorea los precios de venta al público.

Desde la industria ya dejaron en claro que mientras no puedan incrementar los precios que cobran a los mayoristas y supermercadistas por el producto elaborado, no atenderán el pedido de los productores y secadores por una suba en los valores oficiales de la hoja verde y la yerba canchada. Por otra parte, desde el Gobierno nacional se muestran reticentes a avalar decisiones que tengan efecto inflacionario. El desafío pasa entonces por lograr mejores precios para toda la cadena yerbatera, sin que eso provoque aumentos en las góndolas y para que ello ocurra será necesario que la cadena comercial acceda a reducir su margen de ganancia.

Para Prietto, una medida de esa naturaleza, traería más equilibrio en el reparto de la rentabilidad que genera la yerba mate. “Los molinos están cobrando en promedio, 22,50 pesos por kilo de yerba a salida de molino, mientras que el paquete cuesta entre 45 y 50 pesos en góndola. Hay un colchón grande que no llega al sector yerbatero”, indicó

Estimó que teniendo en cuenta los costos de la producción e industrialización de la yerba y los precios de venta al público que se están manejando, los molinos deberían estar cobrando de tres a cuatro pesos más por kilo de yerba. “Si hacemos números son más de mil millones de pesos que deja de recibir la cadena yerbatera en un año”, calculó.

Dijo que la sesión especial de precios que busca definir los valores oficiales de la hoja verde y la canchada durante la zafriña, se extenderá al menos hasta el diez de octubre, a la espera de los resultados de las gestiones que lleva adelante el directorio del Inym frente a la secretaría de Comercio de la Nación para intentar reducir el margen de ganancia de los supermercados.

Según Prietto, queda pendiente una reunión que convocará a representantes de los principales mayoristas y supermercadistas, a los directores del Inym y a funcionarios de Comercio de Nación. Aclaró que hasta que esa reunión no se concrete, confió en que se desarrollaría en el transcurso de esta semana, no habrá novedades en el marco de la sesión de precios y dio por descontado que en la reunión que se realizará mañana como continuidad de la concertación, se volverá a pasar a un cuarto intermedio.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE