Quedó firme la prisión preventiva del Chacal de Villa Cabello

No apelaron la prisión preventiva de Héctor Boo (57), el Chacal de Villa Cabello, con lo que el hombre, acusado de haber maltratado y violado durante 23 años a su hija, quedó muy cerca del juicio oral.

“Abuso sexual con acceso carnal agravado, en concurso real, con reducción a la servidumbre” es la acusación que pesa sobre el imputado. Si lo condenan por esa figura, lo esperan largos años en la cárcel.

De todos modos, todavía queda un techo para que se cierre la investigación del caso. Fuentes judiciales indicaron que falta la recepción de testimoniales (la querella había pedido que convocaran a ocho testigos) y pericias psicológicas, que dependen de los turnos que otorga el Cuerpo Médico Forense para la realización de estos estudios.

Boo recibió la prisión preventiva el pasado 9 de septiembre. Es asistido por una defensora oficial. Hasta ahora no aceptó ser indagado.

La hija del Chacal se llama Mirta y tiene 35 años. Ella declaró en el juzgado de Marcelo Cardozo que durante 23 años, Boo la violó de manera reiterada, le impidió salir de la casa y la humilló cada día de su vida. Hasta le negaba los alimentos.
El lunes 21 de julio, Mirta fue rescatada por su vecina Nélida Dutra, quien llamó al 911. Fue luego de que escuchara que Chinoco quería agredir a su hija. El hombre terminó preso por violencia doméstica. Al día siguiente la mujer se quebró y contó los años de tormento a los que la sometió su propio padre.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE