Hospital Escuela: Natasha mejoró su calidad de vida a través de una cirugía de columna y hoy es mamá

Natasha tiene 24 años. Es de Posadas-Misiones. Hace dos años se operó de la columna en el Hospital Escuela de Agudos “Dr. Ramón Madariaga”. El procedimiento que duró nueve horas fue llevado a cabo por profesionales del  Servicio de Traumatología y un equipo multidisciplinario de dicho centro asistencial. La joven sufría de escoliosis. Hoy Natasha lleva una vida normal y es mamá de su primer hijo.

 

En este sentido, el Responsable del Servicio de Traumatología del Hospital Escuela, Dr. Enrique Gutiérrez explicó que Natasha se presentó hace más de dos años con  una patología de columna que es la escoliosis idiopática del adolescente “ella estaba muy preocupada porque tenía una desviación de la columna muy importante”.

 

Al tiempo que precisó, a la paciente se le realizaron las mediciones correspondientes  radiológicas, tomográficas y  a través del resonador  con lo que se determinó que era una curva de alto grado y que el tratamiento era quirúrgico.

“Ella soportó bien la cirugía. Es un procedimiento que se realiza frecuentemente en todo el mundo, con la misma técnica quirúrgica, es de alta complejidad.  Éste tipo de procedimiento  se comenzaron a realizar desde el funcionamiento del Hospital Escuela de Agudos Dr. Ramón Madariaga, esto no se hacia antes en la Provincia”, dijo.

Lo importante es que hoy a dos años de la cirugía, Natasha pudo tener su primer  bebé, a pesar de que tuvo una gran cirugía de escoliosis, con una gran cantidad de tornillos, barras  y un  implante muy largo en su espalda. La gran incógnita de una mujer ante una cirugía de escoliosis es si el día de mañana podrá ser mamá y si su  vida será normal, destacó.

El Dr. Gutiérrez detalló que se trata de cirugías largas donde trabaja un equipo multidisciplinario “uno ya se despierta  preparado ese día para  encarar este tipo de tarea que tanto nos gusta”.

La escoliosis no tratada produce una deformidad en la columna  que con el tiempo afecta a órganos internos, según la ubicación puede ser dorsal o lumbar,  por eso es importante detectar el momento donde comienza a disparar que  es en la edad de 9, 10 o 11 años, manifestó.

En este sentido recomendó, hay que observar la espalda a los niños y niñas para ver alguna asimetría en la parte de la cintura, de los omóplatos o alguna desviación porque ese es el momento donde estamos a tiempo de realizar un tratamiento ortopédico con corset tratando de evitar que se dispare la curva.

“La escoliosis es una patología habitual, no escapa a la media mundial, es una enfermedad que está siendo cada vez más diagnosticada usualmente por las madres o la maestra  ante una mala postura”, resaltó.

Una cosa es una escoliosis postural donde el chico poniéndose firme nuevamente corrige la columna, pero en el caso estructural no se puede, entonces el omóplato está mas alto que otro, se observa una pequeña joroba o una mama está más adelantada que la otra, sobre todo en las niñas a la edad  prepuberal donde hay un empuje y también desgraciadamente un crecimiento de la curva, por eso es importante detectar a tiempo la enfermedad, indicó.

En el Hospital se llevaron a  cabo muchas cirugías de escoliosis pero en este momento estamos detenidos esperando un equipo muy importante de Potenciales Evocados Somatosensitivos que es con lo que se está operando en todo el mundo, reveló.

Finalmente explicó se trata de un aparato que mide las ondas neurológicas que pueden salir de los miembros inferiores mientras se está operando, “si llegamos a tocar alguna raíz nerviosa se lee en la computadora. Es un aparato de alta seguridad”.

El Gerente de Asistencia Social del Hospital Escuela, Alberto Álvarez mencionó que en el Centro Asistencial se vienen desarrollando procedimientos quirúrgicos de alta complejidad que antes no se efectuaban en el ámbito público, lo que garantiza la mejora en la calidad de vida de población misionera.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE