Conflicto en Gaza: “El problema se agrava cuando meten a Dios en la política”, afirmó Ricardo Fuxman


El misionero radicado actualmente en Israel disertó anoche en la sede de la comunidad israelita en Posadas sobre la situación actual del estado israelí y su eterno conflicto con Palestina. Consideró que “el problema se agrava muchísimo cuando se mete a Dios en la política y en las cuestiones bélicas, como le decís a alguien que su Dios está equivocado”.

Ricardo Fuxman, misionero radicado en Israel.

El referente de la comunidad Israelita visitó la tierra colorada que lo vio nacer para entregar los premios Samuel Fuxman a los mejores alumnos de las carreras de Historia y Lengua y Literatura del instituto Montoya. Allí habló con MisionesOnline sobre la importancia de la educación y la realidad del conflicto palestino-israelí.

Fuxman indicó que Israel es un país pujante que ha apostado a la educación, con ocho universidades, de las cuales cuatro están dentro de las 150 mejores del mundo. Remarcó que los mejores países son los que apuestan al desarrollo del capital humano.

En cuanto a la situación del país, indicó que “se vive mirando el futuro, tratando de solucionar los problemas de seguridad que son graves, lamentablemente no encontramos interlocutores validos”. Reconoció que entre las partes (palestinos e israelíes) “todavía la desconfianza es muy grande. Esperemos que prime la inteligencia y la soluciones se encuentren en las mesas de negociaciones y no en los campos de batalla”.

Reconoció que “meter a Dios en la escena política y bélica” complica las negociaciones, porque “cuando lo que impulsa a la gente a cometer actos de violencia está basado en ideologías religiosas, fundamentalista;  como le decís a alguien que su Dios no tiene razón, no hay quien pueda comprenderte eso”. Para él “el día que se dejen de lado estas cosas y primen los intereses y el deseo de progresar y dar un mejor bienestar a la población ese día se van a solucionar con más facilidad los problemas”.

Para él, Israel no es un Estado teocéntrico, sino un Estado laico, donde todos los sectores tienen representación en el parlamento, aunque reconoció que los palestinos y árabes no tienen representación en el parlamento israelí. Consideró que puede darse un Estado binacional donde cada parte vaya a las elecciones con sus representantes y así conformar un parlamento que represente a todos.

Afirmó que la propuesta actual es la creación de dos estados separados, el israelí y el palestino, pero para llegar a alguna solución, primero deben “bajarse las hostilidades y aprendamos a convivir sin atacarnos”. Ese es el primer paso que debe darse para poder avanzar hacia una convivencia pacífica que necesitaría un proceso de no menos de cinco a diez años.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE