Obras en ruta 105: En Crucero del Norte hay quejas y malestar por la falta de un acceso al estadio

El estadio de Crucero del Norte, una de las joyas de infraestructura deportiva de la provincia, hoy en los primeros planos  gracias al protagonismo en la B Nacional, tiene una grave falencia: las obras de remodelación de la ruta 105 no contemplaron ninguna previsión de acceso al estadio. El inconveniente está generando dolores de cabeza y quejas entre socios, público y delegaciones deportivas; y un gran malestar entre los directivos del Colectivero.

De esta forma, es muy engorroso acceder a la calle interna que lleva al estadio Andrés Guacurarí viniendo desde Posadas por la ruta 105, lo que obliga a un peligroso giro a la izquierda con camiones que vienen de frente y otros vehículos a alta velocidad, en una ruta que aún continúa en plena obra (hay cintas que restringen importantes sectores de la calzada, una colectora en plena etapa de pavimentación y otras molestias que hacen peligroso ese tramo de la 105).

El problema, que ya lo venían padeciendo los socios, ahora lo padece el público que asiste a los partidos de Crucero del Norte, incluyendo importantes delegaciones deportivas de todo el país. El tema ha perjudicado al club en los tres partidos que ya ha disputado en condición de local (Santamarina de Tandil; All Boys y Temperley), además de las quejas que recibieron los directivos por este problema, ajeno a ellos.

Pero lo más grave es que, una vez que se finalicen las obras, el trazado de la autovía no parece contemplar ninguna acceso al estadio desde la ruta 105. El avance de las obras hasta ahora no permite vislumbrar que se haya previsto una curva o cruce de vehículos en desnivel o algún otro tipo de solución para que los autos que vienen desde el centro de Posadas hacia Santa Inés por la ruta 105 (sentido hacia Apóstoles) puedan girar a la izquierda para ingresar al club.

Se trata de una complicación importante si se tiene en cuenta que habrá un muro de hormigón armado de aproximadamente un metro, que separará ambos carriles de circulación. Es decir, lo peor está por venir.

De esta forma, la gente que va hacia el estadio desde Posadas no podría efectuar un giro hacia la izquierda directo para ingresar el estadio del colectivero.

Cruces semaforizados, una alternativa poco adecuada

Consultada por Misiones Online, en la Municipalidad de Garupá afirmaron que la obra prevé la instalación de cruces con semáforos y dársenas que permitirán el giro hacia la izquierda en ambos sentidos de la traza. De todas formas, no está claro cuáles serán los puntos donde se instalarán esos cruces. Y tampoco es la mejor solución cuando se trata de un punto de giro que puede tener una demanda importante de tránsito en determinado momento, como sucede con un estadio de fútbol.

Hace más de un mes, consultado por Misiones Online, el intendente de Garupá, Luis Ripol admitió que la obra viene demorada por los menores fondos que se reciben de la Nación. “No podría decir cuándo va a terminar, sería mentir”, afirmó.

La complicación es importante, si se tiene en cuenta que al estadio de Crucero del Norte, como al de Guaraní Antonio Franco, están concurriendo visitantes de todo el país, incluyendo las delegaciones deportivas, prensa, televisión nacional y personalidades de todo tipo. Además de los hinchas de otros equipos (más allá de las restricciones que imponga AFA respecto a la concurrencia de público visitante). Es decir, es un punto de atracción que proyecta a la provincia hacia afuera como pocos. Una llamativa ausencia de previsión, teniendo en cuenta el nivel de difusión y la importancia que se le da hoy al fútbol desde gobiernos nacionales, provinciales y municipales. Y en particular, el esfuerzo del Gobierno de Misiones por «vender» la Tierra Colorada hacia el exterior de los límites provinciales.

P1800570

El acceso a la calle interna que lleva al estadio no preve el giro a la izquierda. Salir es un poco más sencillo, aunque no es una salida adecuada para un estadio donde se realizan competencias deportivas de nivel nacional.

P1800578

Lo peor es que las obras se siguen demorando, y la 105 es un verdadero caos, con la mayor parte de la calzada restringida por topadoras, obradores, cintas, etc.

La complicación, que puede ser solo un fastidio para el asiduo concurrente que ya sabe por dónde salvar el escollo, puede convertirse en una odisea para el visitante que viene por única vez, como sucede con quienes vienen de otras provincias y lugares de la Argentina al Andrés Guacurarí. Es decir, se causa la peor impresión  a quienes mejor se debería atender.

El predio de Crucero del Norte, además, está siendo elegido por importantes delegaciones deportivas como lugar de concentración y práctica, ya que posee una infraestructura que está al nivel de los mejores clubes de Primera División, incluso, está por encima de más de la mitad de las entidades de la máxima categoría. Aldosivi de Mar del Plata y ahora Ferro, están entre los planteles que se han hospedado o van a hospedarse en Santa Inés, antes de su compromiso con Guaraní A. Franco. Pero de nada sirve tener la mejor infraestructura si el acceso a la misma no está a la altura.

P1800579

La calzada, que además no tiene buena iluminación, es un peligro constante para los accidentes, ya que hay que tener en cuenta que es un tramo donde los autos -sobre todo los que vienen de Apóstoles-, lo hacen a gran velocidad.

Tampoco está claro si se construirá un puente peatonal para que quienes arriban en colectivo puedan cruzar la 105 (una vez que esté el muro perimetral) lo que constituiría un verdadero peligro, además de una molestia.

Malestar y merma en la afluencia de público

En el seno de Crucero del Norte hay un gran malestar, ya que sienten que se está perjudicando la afluencia de público al estadio con este tipo de complicaciones, además de no acompañar el enorme esfuerzo que está haciendo el club para mantener un equipo competitivo (hoy está en zona de ascenso y en dos meses más podría estar en Primera División) que, en definitiva, proyecta a la provincia en una actividad del nivel de difusión del fútbol.

acceso crucero 1

Donde están los conos, en breve habrá un muro de hormigón de 90 centímetros de diámetro. ¿Cómo girar a la izquierda para ingresar al estadio?

“De nada sirve tener uno de los estadios más modernos del país si no se acompaña esta infraestructura con obras simples, pero vitales para poder acceder a la infraestructura como es un acceso adecuado desde la autovía 105”, comentaron, con fastidio, en el club de Santa Inés.

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE