Copa Davis: Leo Mayer le dio el primer punto a Argentina en el repechaje con Israel

El correntino necesitó cuatro sets para vencer al israelí Botzer en la apertura del repechaje en Sunrise, Estados Unidos. Fue 6-4, 3-6, 6-2 y 6-1, y Argentina está 1 a 0 frente a Israel. El partido por el segundo punto entre Carlos Berlocq y Dudi Sela (estaba 2-1 arriba en el primer set) quedó demorado por lluvia.

De tanto repetirlo, se volvió un lugar común aquello de que la Copa Davis es diferente del circuito. Pero no por reiterada la frase deja de ser verdad. Algunos de esos fantasmas se cruzaron por Sunrise, donde Leonardo Mayer necesitó mucho más esfuerzo del previsto para superar al israelí Bar Botzer, 776 del ranking mundial, por 6-4, 3-6, 6-2 y 6-1, y poner a Argentina 1-0 arriba en el repechaje del Grupo Mundial.

Mayer salió muy concentrado al partido. A marcar desde el comienzo en el resultado las diferencias lógicas con un tenista que juega en otro nivel. Desairó a Botzer cuando osó subir a la red y gracias a un impacto a fondo de su derecha precisa quebró el saque en el primer game del partido. Pero de a poco el israelí se acomodó en la cancha y empezó a complicar al Yacaré, que jugaba bastante por debajo de lo que había mostrado en el Abierto de EE.UU. La derecha con top spin de Botzer lo incomodaba y le impedía sacar más diferencias. Y aunque su saque seguía muy firme, le costaba leer el servicio del israelí. Eso sí: a la hora de cerrar el set, Leo se mostró sin fisuras y consiguió el 6-4 con un ace. “Bueeeenaaaa”, gritó para refrendarlo. Una muestra de lo prendido que estaba en el partido.

La paridad en el juego se mantuvo en el comienzo del segundo set. El argentino, errático, no lograba poner a su rival en situaciones incómodas, y así las diferencias de nivel se esfumaban. Jugó un buen quinto game para quebrarle a Botzer, pero enseguida cometió tres dobles faltas casi consecutivas y resignó su ventaja. Jaite, en los descansos, le pedía tranquilidad. Pero en el octavo game cometió otras dos dobles faltas, cedió otra vez su servicio y dejó a Botzer sacando para set. Demasiados errores juntos. Leo parecía agobiado por el calor tropical y el israelí, que ganó cuatro games consecutivos, mantuvo su saque para con el 6-3 ponerse inesperadamente set iguales.

Algo cambió en el comienzo del tercer parcial. Mayer, con un enojo que se le notaba en la cara, dejó atrás las dudas y, con destellos de lo mejor de su juego, le quebró a Botzer en el segundo game. El israelí acusó el golpe y empezó a cometer errores que no habían aparecido antes, y así Leo estiró ventajas. Aún así, cuando sacó para cerrar el set en el séptimo game surgieron nuevas dudas y Botzer volvió a quebrar. En el juego siguiente, el correntino volvió a levantar y logró el tercer break del parcial, para poner el 6-2 y pasar dos sets a uno arriba. Pero nada era fácil.

El israelí, que debutaba en Copa Davis, recibió atención médica antes de que comenzara el cuarto set. Cuando volvió la acción, quedó claro que había sentido el ritmo del partido. Todo empezó a ir de acuerdo a los carriles de la lógica, aunque bastante más tarde de lo previsto. El 6-1 significó el alivio de la tarea cumplida. Aunque, con la mira en el juego del domingo ante Dudi Sela que puede ser decisivo, se hayan encendido algunas alertas.

En tanto, por el segundo punto de la serie, Carlos Berlocq estaba 2-1 abajo ante Dudi Sela en el primer set cuando la lluvia obligó a demorar el juego.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE