La nena que acusa a su abuelo de abuso declaró en Cámara Gesell

Finalmente detuvieron al albañil de 51 años acusado de haber abusado sexualmente de su nieta de siete años. Por este caso, el martes los familiares de la niña habían hecho una protesta frente al Juzgado de Instrucción Seis. La movilización fue encabezada por Gimena (23), la mamá de la nena. Ese día, en un dramático pedido, se había quejado de que las autoridades judiciales no habían hecho nada. Y pidió al borde del llanto que el denunciado fuera detenido.

El miércoles, Víctor (51) se entregó ante la Justicia y quedó preso. Quien ordenó el arresto fue el juez Marcelo Cardozo, quien actúa como subrogante en el Juzgado de Instrucción 7. El sospechoso, de profesión albañil, fue accedió a ser indagado y lo imputaron del delito de “abuso sexual simple”. Tras la declaración, el magistrado dispuso que continuara entre rejas. Está alojado en la comisaría seccional Tercera.

En el interrogatorio contó que la nieta solía visitarlo, pero negó que haya manoseado a la pequeña en su casa de la chacra 94 de Posadas.

“Estamos mucho mejor. Este hombre se entregó el miércoles. Se encontraba en Ituzaingó. No sé si su abogado lo obligó, ahora vamos a ver eso. Otra novedad fue que mi nena declaró en Cámara Gesell. Su relato fue clarito e incluso contó otras cosas que a nosotros no nos había comentado. Las profesionales que la atendieron nos dijeron que no hará falta otra declaración. Y ahora nos toca declarar a mí y a mi cuñada”, comentó la propia Gimena en declaraciones a Radio Libertad.

La joven contó que hay “exámenes médicos que confirman que hubo abuso”.

“Estamos aliviados, porque esta persona está presa. Esperemos que se quede allí. Si lo liberan, vamos a volver a la calle a reclamar”, comentó la mamá de la nena.

“El padre de mi hija se enteró de lo que pasó. Es soldado voluntario en La Pampa y vino a hablar con ella. Quería saber si era cierto eso. Le dio apoyo los días que estuvo y después se marchó”, indicó Gimena.

“Mi nena iba bastante seguido a la casa de los abuelos, desde que nos separamos. Ellos me habían pedido que la llevara los viernes y que se quedara hasta el domingo. Ella amaba a su abuela sobre todo”, añadió.

Según la joven, empezó a notar problemas de aprendizaje que evidenció la nena y que lo relaciona con los abusos. “Cuando empieza segundo grado en una escuela nueva, a la que la había cambiado, la maestra me dice que si yo no tenía problemas la iba a bajar a primer grado, porque ella no reconocía ni las letras ni los números y tampoco sabía leer. No retenía nada, se hacía pis encima. Entonces pensamos que era porque yo estaba embarazada. Recién ahora mejoró, lee, mejoró en la escuela. Tenía una mochila que le pesaba y ahora está bien”, reveló.

“En una charla le contó a la tía y a la abuela del corazón que ella tenía algo para contar, pero que tenía miedo, porque este hombre amenazó con pegarle si hablaba. Y no solo a ella, sino a mí también. Entonces mi nena no quería que me pasara nada”, reveló.

 
Gimena reiteró finalmente que su abuelo le “arruinó” la vida a la menor, porque ella le manifiesta a su familia que “odia a los hombres y que nunca quiere ser linda”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE