comScore
Instituto de Inteligencia Comercial del sector forestal promueve proyecto de políticas de exportación

Instituto de Inteligencia Comercial del sector forestal promueve proyecto de políticas de exportación

El Instituto de Inteligencia Comercial (IIC) del sector forestal desde 2001 está trabajando en diferentes líneas estratégicas para la actividad por medio de la creación de una oficina permanente de estudio –con sede en Eldorado, Misiones- y actualización de información comercial del sector de productos de pino para la construcción, principalmente en lo referente a su comercio exterior y logística de exportaciones.
El sector presenta una alta concentración de especie, el 95% de las exportaciones de madera sólida de Argentina son de pino taeda y elliotis, con una alta concentración geográfica en Misiones y Corrientes (95%) y una alta concentración en la oferta exportable. “Una sola empresa representa aproximadamente el 60% de las exportaciones mientras que el otro 40% lo componen alrededor de 25 empresas pymes”, precisó en la entrevista con ArgentinaForestal.com el director del Instituto, Carlos Berninger, experto en Comercio Internacional y propietario de la firma Carber.
Por lo contrario, a nivel institucional, están representados por al menos cuatro cámaras y asociaciones regionales, precisó. “De todas estas instituciones, ninguna concentra información completa a nivel comercial del sector, por lo cual era difícil conseguir datos económicos para hacer análisis, elaborar de propuestas, preparar presentaciones a nivel nacional o provincial, etcétera, y fue allí cuando surge la oficina de Inteligencia Comercial, para recabar información estratégica comercial del sector y mantenerla actualizada, distribuyendo sus resultados a todos los organismos que la requieran, a fin de contar con información unificada a la hora de elaborar estrategias y propuestas desde cada una de ellas, de acuerdo a los requerimientos particulares de cada una”, dijo.

 

 

Antecedentes y actualidad
El IIC realizó trabajos específicos durante estos años para la Fundación Aglomerado Productivo Forestal, la Comisión de Comercio de la Cámara de Diputados Nacional, el Gobierno provincial de Misiones, entre otros. Actualmente asesora en forma externa y elabora informes para las cámaras, asociaciones y organismos del sector que así lo requieran.
Además, se encuentra desarrollando propuestas y mantiene información actualizada de las exportaciones del sector, siempre en forma consensuada entre las instituciones privadas y con fuentes de organismos oficiales.
El Instituto está especializado en productos de madera de pino para la construcción, bajo la dirección del experto. “Las propuestas del instituto se trabajan en conjunto con las cámaras y asociaciones privadas del sector para enriquecerlas. A partir de este año, se formaron equipos de trabajo en dos comisiones principales, una que analiza todos los temas inherentes a las exportaciones del sector (Comisión de Exportaciones) y otra que se concentra en la logística de exportaciones (Comisión de Logística)”, señaló el especialista.
Ambas comisiones están formadas por empleados y dueños de las industrias, gerentes de las cámaras del sector y están abiertas a toda persona relacionada al mismo que quiera participar. En tanto, la comisión de logística si esta acotada a sólo a empresas Pymes, en esta primera etapa.
Por otra parte, sobre el financiamiento de los estudios e informes que realiza el Instituto, así como el trabajo de las comisiones, se brindan de forma gratuita al sector: “Desde mi empresa (Carber) se asume los costos, ya que lo importante es que el conocimiento sea universal. Si fuese financiada por una sola institución o empresa, no permitirían su difusión sin condicionamientos, como es el objetivo de creación del IIC”, explicó Berninger.
“De todas formas las cámaras madereras están comprometidas a conseguir financiamiento de alguna de las muchas líneas que se disponen desde el Gobierno para el fortalecimiento institucional a fin de contar con más recursos para mejorar el Instituto. De igual forma, seguimos avanzando”, aseveró.

Política de exportación
En el Instituto elaboraron un proyecto sobre política de exportaciones, que fue presentado ante las autoridades provinciales y nacionales, sobre una adecuación de reintegros y derechos de exportación para promover las exportaciones de productos de madera.

“Hasta el momento la respuesta del Gobierno a la solicitud del sector fue negativa, al igual que la de otros sectores afectados por la falta de competitividad actual. Prueba de ello es que ningún producto que se exporta de Argentina está exento de pagar los derechos de exportación, por lo que de otorgar este beneficio al sector forestal provocaría una avalancha de solicitudes de los otros sectores”, explicó Berninger.

Respecto a los reintegros, consideró que el efecto con otros sectores no sería tan significativo por lo que se continúa insistiendo para su tratamiento. No obstante la negativa del Gobierno y las bajas posibilidades de éxito de la gestión, es política del sector forestal seguir presentando el mismo ante cada reunión que es convocado y seguir buscando las vías para lograr el objetivo”, remarcó.

 

Entre los trabajos confeccionados por el Instituto de Inteligencia Comercial, se destaca la nueva política de exportaciones preparado para el sector, a fin de modificar los derechos de exportaciones actuales y los reintegros de cada uno de los productos. “Si bien el trabajo se comenzó en 2012, se perfeccionó durante dos años, hasta lograr a principios del corriente año el proyecto final aprobado por todas las cámara y asociaciones más representativas del sector, las cuales participaron en la elaboración del mismo, como Afoa, Amayadap, Apicofom y Faima”, detalló el directivo.
“El trabajo fue presentado por cada institución ante cada convocatoria del gobierno nacional o provincia en la cual participan, ya que de aprobarse el mismo significaría un cambio inmediato en la competitividad de exportaciones, facilitando el recupero de las mismas”, aseveró.
De aprobarse el proyecto presentado al Gobierno, los exportadores dejarían de pagar 5% sobre el valor FOB de las mismas y recibirían mayores reintegros por productos de mayor valor agregado. “Por poco que parezca, esto marcaría un cambio importante en las exportaciones del sector, consolidando las de los aserraderos que actualmente exportan e impulsando a otros que tienen necesidad de exportar y precisan de un pequeño estímulo para comenzar nuevamente. Hay que tener en cuenta que el derecho de exportación se paga en el momento que se embarca la mercadería”, señaló el especialista.
La diferenciación en el nivel de los reintegros, también motivará a las industrias a fabricar productos de mayor valor agregado.

 

Por Patricia Escobar

 

P.E.--


Quizás tambien le interese...