Realizaron la reconstrucción del caso Guirula

Tal como estaba previsto y con absoluta puntualidad, se concretó la noche de este lunes la reconstrucción del crimen del albañil Carlos Raúl Guirula (30). Era una de las medidas más esperadas y tal vez la más mediática, porque se realizó ante la mirada de decenas de curiosos y un nutrido grupo de periodistas. Además, el escenario era nada más ni nada menos que un motel ubicado en el cruce de dos avenidas muy transitadas de Posadas.
Los nueve policías imputados que permanecen detenidos fueron llevados en móviles del Servicio Penitenciario Provincial hasta el albergue transitorio Park, situado en Santa Catalina y Andresito. En la mayor parte de la recreación hecha dentro del motel, ninguno fue bajado de los vehículos. Fueron representados por sus respectivos abogados, que desde las 18 se habían hecho presentes en el lugar.

Personal de la Policía provincial y de Tránsito de la Municipalidad cortaron la circulación vehicular sobre la avenida Andresito. El perímetro se extendía por al menos 200 metros.
A las 18.39, una vez que el juez de Instrucción Uno, Marcelo Cardozo, y su secretario Juan Ramón Acosta detallaron los pormenores de la medida con los defensores, se puso en marcha la reconstrucción.
Fue figura central en la diligencia Victoriano Dos Santos, uno de los dos amigos con los que Guirula y dos prostitutas acudieron al Park la madrugada del 19 de julio. Micrófono en mano, explicó dónde comenzó la discusión que el albañil tuvo con uno de los conserjes y que desató el incidente que motivaría luego la intervención de la Policía.
Los expertos de la Secretaría de Apoyo para las Investigaciones Complejas (SAIC) iban tomando notas, haciendo mediciones y fotografiando cada detalle que apuntaba el testigo.
Con los dichos de Dos Santos se recrearon los movimientos de Guirula, quien se negó a pagar la cuenta de consumición de su habitación porque la consideraba excesiva. Por ese motivo, el conserje llamó a la Policía.
El entredicho con el empleado y la posterior detención tuvieron lugar en el playón de ingreso a las habitaciones. Allí también fue colocado el Renault 19 blanco, con el que Guirula y sus amigos llegaron al lugar y en el que el albañil se refugió para no ser detenido.
El Renault fue objeto de múltiples mediciones. Lo movieron una y otra vez por indicaciones de Dos Santos.
El testigo detalló la llegada del primer patrullero, de la comisaría XIII, que lideraba la oficial Lourdes Beatriz Tabarez. Entonces, el juez dispuso que ese móvil, una Toyota Hilux, hiciera su aparición. Todavía con los precintos de secuestro, el rodado fue colocado en el acceso al motel.
Dos Santos también indicó en qué lugar se detuvieron los otros tres patrulleros que llegaron de apoyo para reducir a un supuestamente descontrolado Guirula. Se usaron los mismos móviles que actuaron esa noche.

Un maniquí con la altura aproximada de la víctima fue utilizada para personificar a Guirula.

Personal del motel repitió cómo golpearon a Guirula dentro del motel, donde, reiteraron, ya fue esposado.

El trámite siguió luego en la vereda del motel, sobre Andresito. Allí están las piedras que la defensa de la oficial Tabarez asegura que pudieron haber lesionado mortalmente al trabajador de la construcción. Y es ahí donde quedó un calzado de la víctima.

 

Pasa que en ese sitio el joven habría vuelto a resistirse a ser llevado a la seccional del barrio Guazupí. Se estima que fue en esa vereda donde le dieron la paliza mortal que minutos después acabó con su vida.

 

Finalmente, la comitiva, con el mismo dispositivo de seguridad, se trasladó hacia la comisaría XIII de la chacra 241, donde Guirula llegó muerto a bordo del patrullero. Allí esperaban otros dos imputados, un oficial y un suboficial de la Policía, los únicos excarcelados hasta el momento. Ellos están acusados de encubrimiento. Se cree que vieron cómo sus colegas sacaron el cadáver de la víctima y lavaron el patrullero para borrar las manchas de sangre que pudieran comprometerlos.

 

Hay once policías imputados por el homicidio, de los cuales nueve están presos. Todos estuvieron al tanto de la reconstrucción. Sus abogados incluso tuvieron la posibilidad de hacer preguntas a lo largo de la diligencia.

 

Además de Cardozo y Acosta, también estuvo presente la fiscal Amalia Spinnato y expertos de la División Homicidios y de la Policía Científica de la Policía.

 

Familiares de Guirula estaban mezclados entre los curiosos que se colocaron detrás de los precintos para seguir las alternativas de la reconstrucción.

 

Con le medida realizada, el juez de la causa estaría casi en condiciones de resolver la situación de los sospechosos.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE