Realizan un relevamiento integral en los más de 70 asentamientos que hay en la capital misionera

El trabajo lo realiza la Municipalidad de Posadas. Con la información elaboran una base de datos con detalles de la situación socioeconómica de las familias que allí residen, estableciendo prioridades para la asignación de viviendas y acercamiento de los servicios básicos, y al mismo tiempo se limita la posibilidad de nuevos asentamientos o negocios inmobiliarios clandestinos.

La actividad se desarrolla junto al Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec) y el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha).

 

El Coordinador de Tierra y Agua de la Municipalidad de Posadas, Jorge Atencio explicó que hace dos años en la segunda gestión del intendente Orlando Franco se comenzó a trabajar en los más de 70 asentamientos que hay en distintos puntos de la ciudad. Se trata de un trabajo integral con los vecinos, con los que se crea una comisión pro tierra, elegida ellos  mismos. Así se comenzó a trabajar desde el municipio con un censo socio económico ambiental, que permite tener a ciencia cierta la cantidad de familias que habitan, la antigüedad y datos interesantes como por ejemplo si los niños están vacunación, si van a la escuela, que beneficios sociales reciben e incluso la cantidad de perros y gatos que tiene cada familia.

 

“Se elabora una estructura de información con datos que nos permite a nosotros ver cómo podemos ir evolucionando. Ya tenemos relevamientos de más de 20 asentamientos. En ellos se dan dos situaciones, los que están sobre avenidas, calles y veredas, por un lado, y para ello trabajamos con el Iprodha y planes nacionales para la relocalización; y por otro los están en espacios verdes desde hace más de 20 años”, indicó.  Para el último caso por ejemplo en la chacra 101, se está analizando junto a los ediles del Concejo Deliberante en proyectos para regularizar la tenencia de  la tierra.

 

Atencio indicó que con el Ipec se está trabajando en el asentamiento Santa Cecilia, ubicado en la zona de Miguel Lanas, porque se detectaron casas sobre una traza que es la ruta nacional, en la vía pública y otro sector en una parte privada.

 

“Trabajamos con un de la situación de ese sector. Por ejemplo en la chacra 145 el Iprodha el día de mañana va a hacer mensura y avanzar con arreglo de las casas o viviendas con la política de esfuerzo compartido. Son 342 familias con más de 20 años. La idea es comenzar a mejorar sus casas, las calles, es un sector que se va a urbanizar. Nosotros gestionamos porque al primero que acude el vecino es al municipio”, agregó.

 

 

Base de datos operativa

 

Atencio sostuvo que la información del relevamiento tiene además la particularidad de ser una fuente de consultas permanentes porque el informe socioeconómico permite también dar solución a los problemas de intrusión en calles o avenidas. Por ejemplo dijo que el censo que se realiza toma el nombre de la persona titular y que una vez que salen los papeles si esa persona no habita el lugar, el espacio vuelve al municipio.

 

El trabajo que se hizo en la chacra 145 se suman a los que se desarrollan en el El Piedral, la chacra 101, las parcela 44,45 y 47 de Miguel Lanas, en Las tacuaritas, en la chacra 189 y ya hay pedidos para empezar a trabajar barrio Aeroclub. A ellos se sauna las chacras 142 y 192 y Prosol zona Itaembé Miní que son sectores donde hay familias que están habitando es espacios municipales. Son asentamientos con más de 20 años, donde hay toda una vida desarrollada con primera y segunda generación, con más de 130 familias entre las 3 chacras

 

 

“Una vez que tenemos detectados la cantidad de familias colocamos un cartel grande, que indica la cantidad de personas que reside, la adevertencia que no se puede vender ni comprar. Sino se forma un mercado inmobiliario paralelo”, explicó el funcionario. Además contó que  es habitual que la gente intente meterse en estos sitios con precarias construcciones para luego exigir que le asignen una vivienda y que hay casos comprobados de que esa misma gente tiene su casa en otro lado.

 

 

“Hemos descubierto que muchas de las personas tienen casas en otro lugar. Hicieron de esto un modo de vida que nosotros queremos combatir. Se trata de buscar la inclusión que es lo que se pregona desde el gobierno nacional provincial y municipal. Se busca brindarles una mejor calidad de vida para los vecinos porque sabemos que es un tema conflictivo donde uno convive con demandas permanente y situaciones delicadas. Dentro de las posibilidades el gobierno les va ordenando el espacio para que la gente entre en un sistema donde puedan aportar y otros tengan a su vez una posibilidad de estar mejor”, acotó.

1



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE