Las bebidas saborizadas son la puerta a nuevos mercados de la Yerba Mate

“Para poder ingresar al mercado internacional con la yerba mate debemos apuntar a productos no tradicionales” afirmó Alejandro Gruber presidente de la Asociación de la Ruta de la Yerba Mate. Explicó que lo más solicitado son aguas saborizadas y bebidas gaseosas, pueden ser combinadas con cítricos de la región. Para lograr estos productos se piden yerbas certificadas y orgánicas.

Makava-426x640

Gruber recordó que en Austria se ingresó con la bebida “Makava”, en Alemania ingreso con el tereré mate “Lemonate”. Para estas bebidas se pide yerba de alta calidad y con certificación de la cadena productiva.

”El futuro de la yerba mate para llegar a otros mercados son las bebidas saborizadas, ya sean gasificadas o no. Esto facilita el ingreso a otras culturas que no están acostumbradas al consumo del mate tradicional con bombilla. Sabemos que hay un consumo en otras regiones que fueron llevadas por argentinos, uruguayos o brasileños” afirmó Gruber.

 

Para potenciar el consumo tradicional, se debe trabajar uniendo el turismo con la producción, invitando a los turistas a recorrer la ruta de la yerba mate, haciéndolos parte de las tradiciones del mate.

 

Sobre las bebidas saborizadas, Gruber explicó que pronto se promocionará una nueva bebida del grupo “Mate revolution” que junto a la empresa Guayaki han desarrollado una bebido con cítricos de la región y ha tenido muy buena aceptación del consumidor estadounidense.

 

Gruber explicó que para la fabricación de bebidas, con un kilo de yerba mate se pueden obtener muchos litros de bebidas. Para el caso de Makava con un kilo de hoja de yerba mate se obtienen cerca de 80 litros de bebida, pero lo que se exige es una alta calidad de la hoja de yerba mate.

 

mate

Sobre esto Gruber indicó que los mercados piden certificaciones de la producción, “se pide mucha yerba mate orgánica, esa es la tendencia en el mundo. Hay un consumo inteligente de parte de la gente, valoriza lo que está certificado como libre de productos químicos que lo consideran bueno para la salud”. Los consumidores tienen bien claro que “lo saludable va de la mano de lo orgánico y lo mejor si es comercio justo donde se respeta las normas de trabajo y el respeto del medio ambiente” explicó Gruber.

 

Los países antes de recibir el producto hacen un seguimiento de las certificadoras de los productos. En el país hay empresas que certifican para el mercado europeo, asiático y estadounidense. Los que quieran exportar sus productos deben trabajar con estas certificadoras para que su producción sea aceptada, explicó Gruber.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE