Netanyahu afirmó que la ofensiva seguirá hasta que se alcancen los obejtivos

El primer ministro israelí hizo este anuncio, en una nueva jornada de violencia en la que murieron 87 palestinos elevando el número a 1.707 desde el inicio de la ofensiva.

“El Ejército seguirá adelante con sus operaciones hasta que sea alcanzada la meta de devolver la paz a Israel”, dijo Netanyahu en una conferencia de prensa en Tel Aviv, 26 días después de iniciada la operación.
“Estamos por terminar con la destrucción de los túneles. El Ejército seguirá con esta tarea hasta tanto se haya terminado el trabajo”, añadió en declaraciones que recoge la agencia de noticias DPA.
Izzat Risheq, uno de los dirigentes del movimiento islamista, reaccionó por las redes sociales a las palabras de Netanyahu afirmando que se trata de “un discurso de frustración y fracaso” con el que el primer ministro israelí “quiere levantar la moral de su desmoronado ejército”.
En una comparecencia junto al titular de Defensa, Moshé Yaalón, el premier israelí advirtió que no diría cuándo terminarán y adónde irán. “Es que no tenemos ningún compromiso más allá de nuestros intereses de seguridad, y hasta que la población israelí no tenga calma, no cesará la ofensiva”, insistió en declaraciones que reprodujo la agencia EFE.
“Tras la destrucción de los túneles del movimiento radical islámico Hamas, Israel evaluará la situación nuevamente y tomará las medidas que correspondan para garantizar la seguridad”, sostuvo Netanyahu en una intervención que fue televisada.
No obstante, Netanyahu precisó que se desplegarán en aquellos lugares que sean cómodos para reducir el riesgo de los soldados.
Y en ese sentido, las fuerzas blindadas y de infantería israelíes, que estas últimas dos semanas estuvieron dentro de zonas urbanas en la Franja, lo que les causó decenas de bajas, comenzaron a replegarse hoy hasta tomar posiciones junto a la frontera, pero aún del lado palestino.
Previo a la conferencia de prensa de Netanyahu, Gaza vivió otra jornada de espanto en el que las incursiones israelíes provocaron la muerte de otros 87 palestinos, elevando el número total de muertos a 1.707 desde el inicio de la ofensiva militar “Filo Protector”.
Según informó el portavoz del Ministerio de Sanidad palestino, Ashraf al Qedra, los ataques de hoy se repitieron por tierra y aire contra distintas posiciones de la franja.
En su comunicado agrega que los heridos contabilizados desde el 8 de julio ascienden a 8.920.
Del lado israelí perdieron la vida 63 soldados y tres civiles, estos últimos por el lanzamiento de cohetes. Las fuerzas especiales israelíes (IDF) denunciaron que las milicias gazatíes dispararon en estas últimas semanas unos 3.000 proyectiles contra el otro lado de la frontera.
Israel profundizó el sábado su operación militar luego de acusar a Hamas de violar, apenas comenzada, la tregua de 72 horas pactada y de secuestrar a un soldado, hecho que no está claro y que la organización islamista niega.
Fue el brazo armado de Hamas, las Brigadas de Azedím al Kasam, el que sugirió que el soldado israelí desaparecido, identificado como Hadar Goldín, podría estar muerto y no secuestrado, como se indicó hasta ahora, según informó la agencia palestina Maan.
Asimismo, Hamas negó tener conocimiento de la captura del soldado, y varios de sus dirigentes acusaron a Israel de emplear su supuesta captura para “justificar sus agresiones contra el pueblo palestino”.
En relación con ese tema, Netanyahu dijo que Israel “hará todo lo humanamente posible para traer otra vez a casa al soldado desaparecido”, pero evitó dar alguna otra precisión.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE