Bombardean una escuela de la ONU para refugiados: 9 palestinos muertos

El establecimiento educativo albergaba a 3.000 personas, En lo que va de la jornada, suman 47 los palestinos fallecidos y 1.766 desde que se inició el conflicto. Israel anunció el retiro de sus tropas de algunas zonas de la Franja de Gaza.

 

Al menos nueve palestinos murieron este domingo en la ciudad de Rafah, en el sur de Gaza, tras el bombardeo de una escuela de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA), informaron fuentes médicas de la Franja que responsabilizaron a Israel del ataque.

Ashraf Al Qidra, portavoz del Ministerio de Sanidad en Gaza, dijo que aviones de guerra israelíes atacaron el complejo y que decenas de personas que se encontraban en el inmueble han resultado también heridas, según informó la agencia EFE. Portavoces del Ejército israelí dijeron no tener aún información del suceso y que éste está siendo investigado.

Según la agencia alemana de noticias DPA, el portavoz de la UNRWA, Chris Guness, confirmó el bombardeo. Como otros centros de esta organización en la Franja desde que comenzó la ofensiva israelí, la escuela se había convertido estas últimas semanas en centro de acogida para miles de palestinos que se han quedado sin hogar o que han abandonado su casas por temor a los bombardeos israelíes.

La escuela en cuestión albergaba a unas 3.000 personas, lo que explica el alto número de víctimas
Durante la actual ofensiva militar, proyectiles del Ejército israelí han alcanzado en al menos otras cinco ocasiones distintos complejos de la ONU, en varios casos ocasionando numerosas víctimas mortales.

En lo que va de la jornada, al menos 47 palestinos murieron en sucesivos ataques israelíes en la Franja de Gaza. Según informó Al Qidra, las últimas víctimas elevan a 1.766 el número de muertos y a más de 9.000 el de heridos.

Entre tanto, casi cuatro semanas después de que comenzara su ofensiva sobre la Franja, Israel ha decidido retirar sus tropas de tierra en varias regiones palestinas. No obstante, no se trata de una retirada total, sino de crear una estrecha “zona de seguridad” en las fronteras, informan medios israelíes.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ya anunció ayer que las tropas serían reubicadas en la zona fronteriza una vez hubieran destrozado todos los túneles palestinos.

Más de 250.000 palestinos -en torno a un 15 por ciento de la población- han abandonado sus hogares huyendo de la violencia.

 

Fuente: C5 N



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE