En Crucero del Norte ven con preocupación que las obras en la ruta 105 no prevean el acceso al estadio

Cuando faltan pocos días para que se ponga en marcha el torneo de la B Nacional -que marcará el punto más alto del fútbol misionero desde los dorados años 80- en el club Crucero del Norte preocupa el desarrollo de las obras de la autovía en la ruta 105, entrada de acceso al estadio del colectivero.

El avance de las obras permite vislumbrar que no se ha previsto una curva o cruce de vehículos en desnivel o algún otro tipo de solución para que los autos que vienen desde el centro de Posadas hacia Santa Inés por la ruta 105 (sentido hacia Apóstoles) puedan girar a la izquierda para ingresar al club. Se trata de una complicación importante si se tiene en cuenta que habrá un muro de hormigón armado de aproximadamente un metro, que separará ambos carriles de circulación.

 

De esta forma, la gente que va hacia el estadio desde Posadas no podría efectuar un giro hacia la izquierda directo para ingresar el estadio del colectivero.

Consultada por Misiones Online, en la Municipalidad de Garupá afirmaron que la obra prevé la instalación de cruces con semáforos y dársenas que permitirán el giro hacia la izquierda en ambos sentidos de la traza. De todas formas, no está claro cuáles serán los puntos donde se instalarán esos cruces. Y tampoco es la mejor solución cuando se trata de un punto de giro que puede tener una demanda importante de tránsito en determinado momento, como sucede con un estadio de fútbol.

Además, el intendente Luis Ripol admitió que la obra viene demorada por los menores fondos que se reciben de la Nación. “No podría decir cuándo va a terminar, sería mentir”, afirmó.

La complicación es importante, si se tiene en cuenta que al estadio de Crucero del Norte, como al de Guaraní Antonio Franco, concurrirán visitantes de todo el país, incluyendo las delegaciones deportivas, prensa, televisión nacional y personalidades de todo tipo. Además de los hinchas de otros equipos (más allá de las restricciones que imponga AFA respecto a la concurrencia de público visitante). Es decir, es un punto de atracción que proyecta a la provincia hacia afuera. La complicación, que puede ser solo un fastidio para el asiduo concurrente que ya sabe por dónde salvar el escollo, puede convertirse en una odisea para el visitante que viene por única vez.

“Además, tenemos un complejo turístico a donde viene gente de todas partes, consideramos que las obras que se hagan tienen que ayudar a desarrollar este potencial”, dijeron en el club.

Tampoco está claro si se construirá un puente peatonal para que quienes arriban en colectivo puedan cruzar la 105 (una vez que esté el muro perimetral) lo que constituiría un verdadero peligro, además de una molestia.

DSC05600

La clásica entrada a la calle de acceso al estadio desde la ruta 105. Hasta ahora, se dobla a la izquierda (ya de por sí es peligroso) viniendo desde Posadas.

DSC05601

La ruta 105, por donde transitan camiones pesados y automóviles a alta velocidad. Habrá un muro de hormigón de un metro que impedirá girar a la izquierda a quienes vienen de la ex Garita.

DSC05603

Como se puede ver, no se están haciendo obras para puentes peatonales y tampoco un cruce vehicular en desnivel. Las facilidades de acceso a un estadio son parte de una estrategia de atención al visitante a la ciudad y también al vecino de Posadas. Además, el tráfico puede llegar a varios cientos de vehículos, casi al mismo tiempo en ciertos momentos.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE