Ordenan que los procesados por integrar la banda de Los Lagartos sean recluidos en cárceles de media y máxima seguridad

Aún no se produjo el traslado y se estima que podrían ser llevados a Marcos Paz. De los siete procesados, solo una joven, que tiene un hijo pequeño, fue beneficiada con la prisión domiciliaria.

El juez Federal de Eldorado, José Luis Casals, ordenó que seis de los siete procesados por narcotráfico por el llamado Caso Lagartos sean trasladados a prisiones de media y alta seguridad, ya que actualmente se encuentran alojados en dependencias de la Policía Federal de Puerto Iguazú y Eldorado, respectivamente.
Ahora, será el Servicio Penitenciario Federal el que tramite el traslado y la ubicación de los imputados. Si bien todavía no se sabe a qué presidio los trasladarán, se descartó que sea el Penal de Candelaria, porque se trata de una colonia y no reuniría las condiciones de seguridad exigidas para este tipo de sospechosos. Trascendió que podrían recalar en el de Marcos Paz, provincia de Buenos Aires.
Cuando se confirma qué cárcel será, se montará un fuerte dispositivo de seguridad para el viaje, para evitar cualquier intento de fuga por parte de los imputados.
A fines de junio Casals procesó a los siete sospechosos acusados de integrar la banda narco Los Lagartos. Trascendió que las respectivas defensas de los acusados apelaron la resolución del magistrado y será la Cámara de Apelaciones de Posadas la que defina la cuestión.

Los distintos roles

Casals sostiene que, en base a los indicios recopilados en la causa, Víctor Fabián Grgicevic era el líder de la organización, el cerebro operativo. En tanto que el padre de éste, Víctor Hugo Grgicevic, apodado “El Lagarto”, se desempeñaba como el financista, asegura el magistrado en su resolución. Ambos santafesinos y los consideran de suma peligrosidad.
Precisamente por el apodo de Grgicevic padre, la banda era llamada Los Lagartos.
Otro de los que aparece como más comprometidos es Marcelo Acosta, quien conducía el Peugeot 307 en el que la Policía Federal Argentina incautó una carga de 20 kilos de cocaína, en teoría perteneciente a la banda narco.
Los otros sospechosos, entre ellos dos mujeres, consideró el juez Federal, tenían distintos roles en el grupo, que, aseguró, no solo conseguía la droga blanca afuera del país y la vendía en la Argentina, sino que la “estiraba” con distintos químicos en laboratorios.
El operativo que inició la seguidilla de allanamientos en los que dieron con los sospechosos tuvo lugar el lunes 12 de mayo poco antes del peaje del acceso Sur a San Lorenzo, sobre la autopista Santa Fe-Rosario.
Allí interceptaron un Volkswagen Bora negro con una pareja y una beba de tres años a bordo. Este coche era apuntado como el escolta de otro, un Peugeot 307 gris, en el que encontraron 20 paquetes de cocaína de máxima pureza. El operativo lo hizo la PFA por orden del juez Casals. Después vinieron requisas en inmuebles de Roldán, Funes y Rosario. Fueron ocho en total.
Entre los lugares allanados se encontraba el llamado “laboratorio” del grupo, en el barrio Acindar de Rosario. Allí, sostienen los detectives, “estiraban” la cocaína. Guardados en el galpón hallaron 70 kilogramos de creatina (un suplemento para deportistas) y manitol (un diurético osmótico y vasodilatador renal).



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE