Para el juez Marcelo Cardozo no quedan dudas: “A Guirula lo mataron a patadas”

El titular del Juzgado de Instrucción 1, Marcelo Cardozo, admitió que según las pericias, al albañil Carlos Raúl Guirula (30), lo “mataron a patadas” durante el procedimiento policial de hace una semana en un motel. El magistrado adelantó además que este martes declararán los detenidos que en ese momento estaban en la comisaría XIII y al parecer vieron quién lavó la camioneta. Además prestarán testimonios los amigos de Guirula, las mujeres que los acompañaban y los empleados del motel. En 15 días habría una reconstrucción del hecho.

 
El jueves, las declaraciones comenzaron a las 11 y se extendieron hasta las dos de la mañana del viernes. De los once detenidos solo tres se abstuvieron de declarar. Se les imputó por “haber dado muerte a Raúl Guirula una vez detenido por lesiones, patadas, golpes y tormento, porque hasta gas pimienta se le arrojó”, explicó el magistrado.

El juez Cardozo no tiene dudas de la golpiza.

El juez Cardozo no tiene dudas de la golpiza.

 

Las declaraciones estuvieron teñidas por las contradicciones entre los policías detenidos. La diferencia radica en cuántos fueron los agentes que redujeron a Guirula. Uno de los amigos del albañil en su declaración ante la Policía confirmó que cuando llegó el primer móvil del Comando Radioeléctrico, recién pudieron reducir al trabajador de la construcción. Pero los ocupantes del segundo refuerzo del CR coincidieron en que cuando ellos arribaron, la víctima ya estaba esposada y en el suelo, pero con vida. “Murió de todas las patadas que le dieron”, sintetizó el juez.
Ahora el magistrado deberá determinar quiénes redujeron al albañil y quiénes fueron los que le produjeron estas lesiones. Por ser “tormentos infligidos a un detenido, puede ser encuadrado dentro del artículo 144 del Código Penal, que es tortura seguida de muerte”.
Esta semana comparecerán los amigos de Guirula que vieron cómo fue detenido, las trabajadoras sexuales y los empleados del motel. Además prestarán declaración algunos de los detenidos de la comisaría XIII que habrían visto cuando limpiaban el móvil policial en el que fue trasladado el albañil.

 

 

El juez dispuso que luego de la declaración de los imputados varones sean alojados en la Comisaría Tercera custodiados por el Servicio Penitenciario Provincial.
La oficial Tabárez está alojada en la Unidad Penal 5 de Mujeres de Miguel Lanús. “Consideré prudente que los custodie el SPP y no la Policía. Ahora que ya declararon, pueden estar juntos, nosotros seguiremos trabajando con las pruebas”, añadió Cardozo.
Se confirmó que las filmaciones del motel ya están incautadas y se utilizarán como prueba. Mostrarían el ingreso y los espacios comunes, donde fue detenido el albañil. En esta semana se esperan las pericias de las ropas de los imputados y de sus teléfonos. El juez espera poder realizar una reconstrucción del hecho luego de recabar todas las testimoniales y la recepción de los resultados de las pericias. Se estima que en unos quince días podría hacerse esta reconstrucción.
En cuanto a las declaraciones del jueves, los nueve acusados por la golpiza letal se presentaron ante el Juez. Entre los que declararon estuvieron la oficial Tabárez (ver recuadro) y el agente Carlos Da Silva; todos de la seccional XIII; y el oficial subayudante Carlos Alberto Sidorak, los cabos primeros Lucas Nahuel Saravia; y los agentes Jorge Marcelo Bogado y Jorge Orlando Barrios, del Comando Radioeléctrico. Los que se negaron a declarar fueron el sargento primero Claudio Marcelo Servián de la comisaría XIII, y los cabos primero Sergio Damián Recalde y Ricardo Escobar del Comando.
Por encubrimiento siguen detenidos el oficial Javier Olmedo, de la comisaría del barrio Guazupí y el jefe de Guardia, un suboficial de apelllido Beloso. A ambos la figura bajo que se les imputa es excarcelable.

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE