Kinesiólogos no pueden hacer rehabilitación canina

El presidente del Consejo de Veterinarios de Misiones Alberto Zuchino dijo que cuentan con especialista dedicada a la rehabilitación de la movilidad de los animales. Hasta ahora no tienen denuncias concretas, sí algunos comentarios y no pueden intervenir, si tuvieran denuncias concretas de kinesiólogos que están desarrollando tareas de competencia de veterinarios especializados,  “el Consejo de Veterinarios va a actuar institucionalmente”, dijo el presidente de la entidad Alberto Zucchino, porque consideran que “no está bien que una profesión invada otra”.

chochi 1

La rehabilitación canina es una rama que compete a las ciencias veterinarias.

Audio médico veterinario Alberto Zuchino. (Misiones On Line)

Una sola médica veterinaria en Posadas hace rehabilitación y está matriculada en el Consejo, la profesional está especializada en terapias de recuperación de movilidad de animales.

Hay muchos antecedentes de otros que por darle una mano ayudan e intervienen con su aporte profesional, pero no está bien que una profesión invada  a la otra, recalcó Zuchino.

“Creemos que debemos organizar servicios concretos donde cada profesión desarrolle lo suyo donde no invada el área del otro, es una cuestión de incumbencia profesional, no solo es mal visto sino podría incurrirse en un ejercicio ilegal de la profesión, que es penado por el Código Penal”, sostuvo el directivo veterinario.

Indicó que si recibieran una denuncia concreta de un profesional kinesiólogo que está haciendo una terapia de rehabilitación a un perro habría que evaluar la situación, porque hay lugares que no hay profesionales específicos que puedan realizar el servicio.

“Somos una profesión muy dinámica que está creciendo, en la ciudad hay más especialidades en otros ámbitos como en un imágenes, cardiología, odontología, comportamiento animal, que se están sumando al bagaje de actividades de un veterinario, especialmente en el ámbito de animales de compañía que están en expansión”, dijo Zuchino.

No son servicios gratuitos sino cada profesional le da el valor por el cual se ha formado, y todo lo que significa una formación profesional conlleva una profunda dedicación e inversión económica por los cursos y viajes que hay que realizar para asistir a conferencias o congreso.

La Agrupación Iberoamericana de Fisiatría Veterinaria de la cual forman parte los especializados en recuperación y rehabilitación kinésica les hizo llegar un comunicado de alerta, “que no significa que haya habido un caso concreto, es posible que haya habido pero si hay denuncia concreta la institución se reunirá y como cuerpo colegiado tomará las medidas al respecto”, reiteró.

No obstante, el profesional dijo que “s posible que un kinesiólogo no haga ingresar un perro o un gato a un consultorio suyo, porque un animal no controla esfínteres y ensucia, no sé hasta qué punto puede ser viable que alguien ingrese a un consultorio kinesiológico una mascota, pero puede suceder, también hay aparatos portátiles que puede trasladar hasta el domicilio del propietario de la mascota afectada y eso cambia las cosas, pero no está bien que una profesional invada la tarea de otro”, insistió.

Por eso reiteró que si hay un lugar donde no haya un profesional y no quede otra alternativa hay que evaluarlo desde el punto de vista humanitario si eso es una cuestión abordable como falta a los preceptos de la profesión.

El Consejo de Veterinarios de Misiones tiene su sede en avenida Cabred 1265,  entre avenidas López Torres y Marconi, Posadas 0376 443 – 3679, de 8 a 12 y de 15 a 19 de lunes a viernes.

La carta  de la Agrupación Iberoamericana de Fisiatría Veterinaria al Consejo de Veterinaria de Misiones

Estimado Dr.:

Por la presente tenemos el agrado de dirigirnos a Ud. y por su intermedio a todos los integrantes de la Comisión Directiva del Honorable Colegio de Veterinarios que representa institucionalmente a todos los colegas de nuestra profesión.

Fruto del crecimiento y de la evolución de las especialidades, la Fisiatría Veterinaria ocupa hoy un lugar importante en el tratamiento y recuperación de diversas patologías que afectan a las distintas especies, y día a día se suman nuevos colegas veterinarios, quienes desean dedicarse a esta área de la profesión, desarrollando su tarea cotidiana con pasión y profesionalismo.

Muchas veces se generan confusiones relativas a las distintas profesiones médicas y sus respectivas competencias, en especial cuando profesionales (no veterinarios) de otras áreas de la medicina (odontología, oftalmología, etología, kinesiología, Fisioterapeutas, entre otras) o en otros casos no profesionales, intentan aplicar sus conocimientos de medicina humana, o intuición en los animales. Lo hacen  ignorando diferencias anatómicas significativas, fracasando muchas veces en sus resultados y conclusiones y ocupando por “desconocimiento de las reglamentaciones vigentes” lugares que son “exclusivos de la Medicina Veterinaria”, porque lo consideran una interesante salida  laboral o por falta de información entre otras tantas causas.

El tratamiento del dolor, las alteraciones biomecánicas, los cuadros neurológicos medulares y periféricos, las enfermedades ortopédicas entre otras, requieren del conocimiento anatómico, las variables fisiológicas y patológicas de la especie a tratar. Es por esto que se requiere de un profesional capacitado en Medicina Veterinaria para realizar los diagnósticos y tratamientos.

Nos permitimos dirigirnos a ustedes como representantes legales, debido a la creciente preocupación que crea al observar la presencia de no profesionales, de profesionales de otras ciencias y hasta idóneos o arribistas que incurren en lo que consideramos “ejercicio ilegal de la profesión” al pretender desarrollar tareas propias de las ciencias veterinarias, para las que no se encuentran capacitados y menos aún habilitados.

No escapará al conocimiento del señor Presidente y a la Honorables Comisión Directiva, que otros espacios y especialidades de nuestra profesión son usurpados por personas osadas que lo hacen sabiendo que no existe la sanción ni la represión para estos actos, que consideramos constituyen un delito; “el de usurpación de títulos y honores”.

Lo más importante en este caso NO ES solamente que estos profesionales o personas no capacitadas, quieran usurpar nuestro ámbito laboral-profesional, sino que LOS MÉDICOS VETERINARIOS SE LO PERMITIMOS. Muchas veces encontramos colegas que derivan la rehabilitación a Fisioterapeutas o Kinesiólogos de Humana, otras tantas los incorporan en sus consultorios bajo la forma de “trabajo en conjunto”, supuestamente supervisados por Veterinarios.

Dejar que otros realicen actividades terapéuticas que corresponden a nuestra profesión de manera independiente o muchas veces respaldados por colegas, es facilitar el intrusismo, que debería ser castigado por tribunales de disciplina y por el Código Penal, como también si se comprueba la falta, se debería sancionar al colega que de alguna manera, facilite que esta falta se cometa, así como trabajar en lugares no habilitados.  No es otra cosa más que fomentar el “ejercicio ilegal de la profesión”.

Los abajo firmantes somos un grupo de Médicos Veterinarios de Latinoamérica y de España que hemos decidido peticionar a cada uno de los Colegios y Consejos que nos representan en cada jurisdicción para esclarecer la temática de las incumbencias profesionales.

Quedamos a la espera de respuestas y resoluciones que defiendan nuestra profesión.

Sin más, y agradeciendo de antemano vuestra atención, reciban un cordial saludo.
Muchas gracias.

Atentamente:

Agrupación Iberoamericana de Fisiatría Veterinaria   ::     www.aifisvet.com



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE