Crimen de los policías: “No puedo creer que lo mataron por una botella de whisky”

Así se expresó Mabel Almada, prima de Carlos Raúl Guirula, el albañil de 33 años que murió en el patrullero cuando era llevado a la comisaría tras haberse negado a pagar una botella de whisky, el sábado, cuando salía de un motel de Posadas.

 

“Nos enteramos por teléfono lo que pasó. Me llamó mi hermana diciéndome que mataron a Raúl”, contó su prima. Aseguró que fue una sorpresa para todos, especialmente por la forma en que lo mataron. “Fue la propia policía”, expresó.

 

El hombre tenía con su esposa tres nenes. “Los chicos con un dolor inmenso en la funeraria llorando por el papá. Ponían la florcita en el cajón del papá”, narró Mabel y agregó que Raúl era albañil, trabajador que llevaba el pan todos los días a su casa. “Era un hombre muy de la familia”, afirmó.

Además relató que “los chicos y la señora estaban muy mal, y la madre decía que el hijo no estaba muerto. Cuando la esposa entró con los hijos a ver el cuerpo fue muy doloroso, era un llanto”.

 

Sobre el día de su muerte tras la intervención policial en el motel, contó  que los amigos que estaban con él, habrían ido a buscar a un abogado para sacarlo de la policía “y cuando fueron a buscarlo a la comisaría le dijeron que todavía no estaba”, según le comentaron.

“No puedo creer que lo mataran por una botella de whisky”, lamentó.

 

Respecto a la condena a los efectivos, dijo que ojalá se haga justicia y esperará qué pasa. No obstante destacó que aparentemente le tocó un  buen juez que actuó rápidamente.

 

(FM Show)



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE