Tereré-mate, la bebida gasificada que gana adeptos en Alemania

Esta historia de alemanes y argentinos, transcurre (por estas horas) en territorio yerbatero de Misiones, donde está su punto de inicio, pues la bebida gasificada con yerba, que impacta en Alemania, proviene de la producción orgánica de Misiones.

 

Nos visitan Milton Kraus productor de orgánico de yerba y té de Colonia Santo Domingo Savio, Misiones y Martin Shlüter un joven alemán de 24 años, que trabaja junto al grupo alemán “Lemonaid +” en el área de marketing, diseño web, investigaciones y desarrollo de productos.

 

Antes de salir a recorrer las estancias y establecimientos yerbateros de la Ruta de la Yerba Mate esto no decía Martin:“estoy muy feliz por estar en Argentina y en Misiones, es un hermoso país, su gente es amable, estoy haciendo muy buenos amigos y es indudable que así como en fútbol, también se destacan con la Yerba Mate!… lo de la final, pudo haber sido para cualquiera, es más ustedes tuvieron más opciones, pero bueno así es el fútbol, nosotros concretamos, por la precisión alemana que se ejecuta con gran frialdad (risas..) y logramos la copa, pero lo importante es el mate con su cultura, que nos atrapa, seduce y logra unirnos más que el fútbol”.

 

“Lemonaid + es el nombre de la firma y también es la marca de la bebida. La planta industrial de Lemonaid +  está ubicada en Hamburgo y yo desde Berlín, realizo gestiones de comercio internacional.Tenemos bebidas con sabor a mango, menta y limón, naranja, maracujá y también con té verde, té negro, rooibos.. pero la mejor es el tereré mate. El TERERÉ GASIFICADO DE MATE lleva jugo de naranja y limón, lo hacemos con la yerba del establecimiento orgánico Kraus S.A. de Misiones. Hoy es un éxito en ventas en Alemania, Austria y Suiza y estamos ingresando a Inglaterra, se diferencia con Makava (agua saborizada con yerba) en que nosotros en Alemania tenemos la cultura del consumo de las bebidas con gas y por eso nuestro público es aquél que tradicionalmente consume bebidas gasificadas. Un alemán, toma casi todo con gas, hasta el agua, por eso esta opción pega fuerte”.

º

“La gente que elige el TERERÉ MATE, es la que busca un estimulante (en base a cafeína) para rendir más en el trabajo y estudio. Tenemos un consumo altísimo en los bares, boliches, festivales artísticos y recitales de música. En las confiterías la gente lo mezcla con Vodka y esto hoy es una moda. Nuestro público va de los 15 a los 40 años y no dejan de sorprender los oficinistas que trabajan mucho, ellos tienen un gran consumo”.

 

En medio de una mateada con yerba de palos, le preguntamos:

¿Cómo ve el consumo del tradicional mate con bombilla para Alemania?

Luego de risas.. esto manifestaba Martin “es difícil… es una cuestión cultural, el alemán anda siempre apurado, es muy práctico y no gusta de cargar con cosas como sería un equipo de mate… diferente sería tomarlo en las casas con un poco más de tiempo, pero es difícil, sino viajas a Argentina y conoces al mate allí, no te podes enamorar, porque esto es así, una vez que lo probas y te lo ceban en Misiones por ejemplo, estoy seguro que nunca más lo dejas, pero es mejor ofrecerle a los alemanes y europeos el Mate como bebida y no tanto como infusión”.

 

¿Sirven las campañas de promoción del consumo tradicional del mate en Alemania? ¿Si hacemos una acción de difusión con mateadas, irías…?

Martín “no, no iría… pero si ofrecen una bebida, con seguridad la pruebo. Para que tenga éxito el mate tradicional en Alemania y en la mayoría de los países de Europa, primero tienen que conseguir que (los alemanes) viajen a la Argentina y al regresar lo harán probar a la familia y amigos, por eso es excelente la estrategia de unir el turismo de la ruta de la yerba mate en Argentina con la difusión del mate tradicional, es un trabajo sensacional”.ºº

 

¿Por qué elegiste Argentina y la Ruta de la Yerba Mate?

Porque quería conocer a la familia Kraus, saber acerca del cultivo, experimentar la cosecha, conocer en profundidad el proceso, como se seca y visitar los establecimientos de la Ruta de la Yerba Mate, como las Estancias de la región, pero tendré que venir otra vez porque falta tiempo y quiero visitar Colonia Liebig, un enclave de origen alemán, todo un ejemplo del sistema cooperativo de la yerba mate y sé que está en la Ruta Yerbatera.

 

Martín ¿Cómo conocieron a los productores de Santo Domingo Savio, Misiones?

Conocimos al establecimiento Kraus, buscando un producto que provenga de Sudamérica. Nuestra idea como empresa es que el negocio le sirva a todos, pues estamos dentro de los principios del comercio justo, sano y orgánico. Tenemos proveedores de la India, Sri Lanka, África, México, Perú, Paraguay y en cuanto a Yerba, investigamos y vimos que Kraus, cuadra perfectamente con la filosofía que profesamos.

 

Pregunta para Milton: ¿cómo llegaste a Lemonaid con la yerba orgánica Kraus, cuándo cerraste el primer envío de yerba, en qué cantidad, que tipo de yerba utilizan para la bebida de mate y en qué proporción?

Las tratativas con el broker comenzaron en 2010, ellos solicitaron cotizaciones,  envío de muestras, análisis, etc., etc. En febrero de 2011 viajé a la feria de Biofach en Nuremberg Alemania y volvimos a tener un encuentro con los alemanes interesados pero recién en Abril o Mayo del 2011 cerramos la primer operación por un contenedor de 20 pies.

Nuestro importador ha estado comprando contenedores llenos cada, la forma es en bolsas sobre pallet de un corte especial, hojas grandes, sin polvo y sin palos.

La proporción se calcula aproximadamente en 1 kilo de yerba orgánica para 80 litros de la bebida. Lleva además otros ingredientes como jugo de naranja orgánico y té negro orgánico.

En realidad ellos buscaban una yerba orgánica y de comercio justo certificada, que cumpla con los más altos niveles de pureza, sin humo como la nuestra y fue así como nos encontraron, primero el producto y luego fue casualidad lo del apellido alemán (risas..).

 

Martín ¿Por qué hacen bebidas con comercio justo y cuando comenzaron a elaborar Lemonaid?

Porque para nosotros bebiendo el mundo cambió!. Nosotros no sólo vendemos limonada para calmar la sed. Tenemos el proyecto Lemonaid fundada para crear un cambio social de forma activa. Con cada botella Lemonaid hacemos una pequeña contribución. Buscamos una forma de consumo para cambiar el mundo. Un poco, de todos modos. Con cada botella vendida, se recauda 5 centavos de euros y desde el 2010 hasta el momento se reunieron más de 300.000 euros, para diferentes proyectos de desarrollo que están disponibles.

En el invierno de 2008 comenzamos con una cocina en Hamburgo Karoviertel  exprimido limones, extrayendo el azúcar de caña en puré, que luego se agita con agua mineral y así invitamos y repartimos entre amigos. Una y otra vez.  Una deliciosa limonada, como hecho en casa. Y finalmente debido a problemas de capacidad con nuestra cocina, desde el verano de 2009, comenzamos a ampliar nuestras instalaciones y capacidad productiva con una granja orgánica.

Apoyamos el comercio justo. Nosotros pagamos precios más altos para nuestras materias primas y por lo tanto apoyamos una solución justa, la agricultura humana. Con la prima de Comercio Justo, los productores locales puedan mejorar sus condiciones de vida y poner en práctica proyectos de caridad en su comunidad.

Nuestras bebidas están certificados Fairtrade. Pero no nos basamos únicamente en el sello de aprobación. Queremos saber exactamente dónde están los ingredientes vienen y qué historias se esconden detrás de ellos. Cada año viajamos las regiones de cultivo de sí mismos, a conocer a los agricultores y sus condiciones de vida y de trabajo.

 

¿Cómo se hace una Lemonaid?

Hacer una buena limonada no es difícil. Se hace con jugo fresco, un poco de azúcar de caña, agua y eso es todo. Como hecho en casa, sin ningún tipo de aditivos. Y tengan presente que lo más importante es hacerlo con simpatía.

 

Antes de salir a recorrer la RYM dinos: ¿cómo es el packaging del TERERÉ MATE y si existen posibilidades de incorporar otros productos de Argentina, como el caso del Té..?

El TERERÉ MATE se presenta en botellas de vidrio, de un tercio de litros y por supuesto que existen posibilidades de incorporar el té argentino, lo único es que tendríamos que realizar compras que no perjudiquen a nuestros proveedores de zonas muy pobres de la India, porque la idea es que podamos contribuir con las economías de países con dificultados socio-económicas y el té verde y negro orgánico de Misiones podría sumarse sin dejar de comprar el asiático.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE