comScore
Producir más y vender mejor

Producir más y vender mejor

Para el presidente del IFAI, los desafíos para los próximos años en el sector cañero son bien claros: llegar al tope de capacidad de molienda de la planta industrial, estimado en 90 mil toneladas por zafra, elevar la eficiencia en el procesamiento de esa materia prima y reforzar los aspectos relacionados a la comercialización.

Para el presidente del IFAI, los desafíos para los próximos años en el sector cañero son bien claros: llegar al tope de capacidad de molienda de la planta industrial, estimado en 90 mil toneladas por zafra, elevar la eficiencia en el procesamiento de esa materia prima y reforzar los aspectos relacionados a la comercialización.

Para cumplir con la primera de las tareas, Maciel consideró que será necesario sumar nuevas hectáreas al cultivo, pero más aún, mejorar los rendimientos de las plantaciones ya existentes, ya que de ese modo aumentará más la rentabilidad del productor. “Hay productores que consiguen 80 toneladas por hectárea, ese es el rendimiento al que tenemos que apuntar como promedio de todas las chacras, que hoy oscila entre 55 y 60 toneladas. Año a año mejoramos en rendimiento y en superficie, eso va a continuar en la medida en que el productor mantenga la confianza en que va a obtener un buen precio y en que la fábrica va a tener capacidad de absorber todo lo que produzca”, explicó.

Pero de nada servirá incentivar al productor a lograr mejores cosechas si la capacidad de procesamiento de la fábrica no se pone a la altura, para lo que será necesario finalizar con el proceso de renovación de máquinas y garantizar un inicio más temprano de la zafra. En relación al primero de los aspectos, Larroza indicó que este año se terminará con el proyecto de inversión iniciado el año pasado: “se esperan algunos equipos de Tucumán que deben ser reparados y en el transcurso de esta zafra ya estaríamos probando la caldera Salcor Caren, que la tenemos instalada pero todavía falta un playón para almacenar chips que se usan como combustible, especialmente para el arranque, y una cinta transportadora”, dijo.

Por su parte, Maciel explicó que el año pasado, se puso especial énfasis en mejorar el trapiche, para aumentar la cantidad de jugo que se extrae de la caña, cumplida esa etapa, este año el interés estará en el proceso de elaboración del azúcar con el objetivo de mejorar la eficiencia en el uso del jugo extraído por los trapiches.

El titular del IFAI destacó además que, gracias al buen nivel de la industria metalmecánica de la provincia, se está logrando disminuir cada vez más la dependencia de técnicos y empresas de Tucumán a la hora de realizar tareas de reparación o mantenimiento en máquinas de la planta, lo que daría un mayor margen de certidumbre en cuanto a los tiempos requeridos para realizar las tareas de aprestamiento.

La comercialización es el otro gran tema a resolver para cumplir con el objetivo de máxima de lograr que el ingenio y la producción cañera sean autosustentables en Misiones. Al respecto Maciel opinó que “tenemos un margen para mejorar los precios de nuestra azúcar. El año pasado entraba como una tercera o cuarta marca, cuando

es un producto de características especiales porque tiene menos procesos de industrialización y mucho menos productos químicos, especialmente en el blanqueo.

Tenemos que empezar a hacer un trabajo muy fuerte para posicionar mejor nuestra marca”,

Destacó que otra fuente importante de ingresos deberá venir de la venta de productos alternativos al azúcar, especialmente el alcohol, cuya comercialización el año pasado ofreció mayor rentabilidad que el azúcar.

 

 

elrafa.cortes@gmail.com-

Canal W



Quizás tambien le interese...