El Gobierno comenzó a trabajar en la relocalización de inundados

A poco más de dos semanas de la inundación que afectó a varias localidades de Misiones, el Gobierno provincial, en un trabajo conjunto con los municipios y otras instituciones, busca una rápida relocalización de las familias que se quedaron sin sus viviendas.
Inmediatamente después de ocurrido el fenómeno natural se hizo una barrera sanitaria, con un control permanente a través de Salud Pública; también se les proporcionó colchones, prendas de vestir, calzados, agua y la alimentación necesaria; ahora se viene la etapa de construcción de las viviendas y relocalización.
En el marco del contacto permanente con los damnificados, el ministro de Gobierno, Jorge Daniel Franco, acompañado del jefe de Policía, Jorge Munaretto, encabezó una nueva visita que realizó ayer, primero al municipio de San Javier y tomó contacto con el comité de emergencia, encabezado por su intendente Rubén de Lima Natividade, con quien recorrió los barrios Bartel y Malvinas, donde se están construyendo viviendas tipo plan Techo con cerramientos y movimientos de suelo.
Luego viajó hasta Itacaruaré y junto al intendente Humberto Llamosas visitaron el terreno donde serán reubicadas nueve familias que vivían en la Isla.
Ya cerca del mediodía hubo otra reunión en la escuela del Puerto de Panambí y acompañaron al ministro el diputado provincial Joaquín Olivera, el intendente Rosendo Fuchs, concejales, autoridades policiales, docentes y representantes del ministerio del agro. Franco también se reunió con prefeitos y representantes de la asociación de municipios del Gran Santa Rosa (Brasil) para abordar la situación de los pasos fronterizos.
Franco señaló que el “objetivo de la visita fue evaluar la ayuda que se dio en la emergencia y ahora tratar de armar las casas a las familias damnificadas”.
“En este sentido se trabaja en el armado de casas provisorias hasta que el Iprodha, que está efectuando un relevamiento, construya las viviendas definitivas”, precisó.
Asimismo agregó que “la idea es relocalizar a las familias en un lugar donde nunca más sufran la inundación, pero tendremos que conversar con ellos, porque no se les puede obligar”, dijo.
En San Javier ya se están construyendo más de 20 viviendas, al igual que en Itacaruaré bajo la modalidad del plan techo con cerramiento. El intendente de esa localidad, Rubén De Lima Natividade, señaló que “para acelerar el ritmo de obras y terminar las casas en un plazo de 20 días, además del personal de la empresa constructora, trabajan cerca de un centenar de operarios municipales y de asociaciones civiles voluntarias”.
De Lima informó que espera terminar antes de fin de mes las primeras quince casas de madera que se construyen en inmediaciones del barrio Bartel, donde relocalizarán a una parte de las 20 familias que aún permanecen en albergues provisorios dispuestos por la Municipalidad. En Panambí en principio se van a construir 15 casas del mismo tipo, para familias que perdieron todo.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE