El ingenio de San Javier comenzó hoy a recibir caña de azúcar

Lo confirmó el presidente del IFAI, Ricardo Maciel. Se esperan moler entre 65 y 70 millones de kilos de materia prima. Los productores que sufrieron inundaciones tendrán prioridad en los turnos de entrega. La tonelada de caña convencional se pagará 418,78 pesos y 472,02 la orgánica, más dulzura. En cinco meses se volcarán más de 30 millones de pesos entre los alrededor de 450 productores que integran la cuenca.

El ingenio de San Javier se prepara este año para la zafra más importante en lo que va de la presente década. Tras tocar un piso en 2012, cuando apenas se molieron 20 mil toneladas de caña, la actividad se fue recuperando progresivamente, con fuertes inversiones en los campos y en la planta fabril que permitirán este año superar las 65 mil toneladas, según estimaciones del Instituto de Fomento Agrícola e Industrial (IFAI), lo que permitirá elaborar alrededor de cuatro mil toneladas de azúcar.

El presidente del IFAI, Ricardo Maciel, indicó que los productores de zonas bajas, que fueron perjudicados por la creciente, tendrán los primeros turnos de entrega, para evitar que se agraven las pérdidas que ya sufrieron en sus plantaciones. Desde el departamento agrícola del instituto explicaron que fueron alrededor de 200 las hectáreas que quedaron bajo agua, pero en ningún caso las pérdidas fueron totales ya que la caña resistió, aunque quedó acostada, lo hará más difícil la tarea de cosecha.

Durante todo el fin de semana se avanzará en el acopio de materia prima y para el lunes está previsto que el ingenio comience a operar a plena capacidad.

Por su parte, el administrador del ingenio, Benjamín Larroza, dijo que la planta fue ajustada para moler entre 500 y 600 toneladas de caña por día, a ese ritmo, la zafra se extendería por cinco meses. Así las cosas, este año se elaboraría alrededor de cuatro mil toneladas de azúcar, el doble de lo fabricado el año pasado.

Crecimiento sostenido

Maciel destacó que desde que asumió el cargo en 2012,  la superficie cultivada se incrementó en 700  hectáreas, lo que permitió llegar este año a las 1.800 y anticipó que ese número seguirá en aumento, dado que continúan trabajando en conjunto con el ministerio del Agro de la Provincia en la entrega de plantines de forma gratuita a los productores.

Estimó que gracias a los trabajos en incentivo a la producción que se vienen desarrollando en los últimos dos años, el año próximo se llegaría a una producción de 90 mil toneladas, aunque  reconoció que ello dependerá en buena medida de factores climáticos.

De las 65 mil toneladas de caña de azúcar que se entregarían este año, aproximadamente 70 por ciento corresponden a la variedad convencional y el restante 30 por ciento, a la orgánica. Teniendo en cuenta que en la reunión de concertación realizada en Mojón grande en junio pasado, se acordó un precio de 418,78  y de 472,02 pesos por tonelada de una y otra variedad,  valores a los que se sumará un plus por dulzura de alrededor de 14 por ciento sobre el precio de base, los productores habrán recibido alrededor de 30 millones de pesos una vez terminada zafra.

La mayor parte de ese dinero proviene de las arcas del Estado, ya que el precio que se cobra por cada paquete de azúcar puesto en góndola, apenas alcanza para cubrir una tercera parte del costo de producción.

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE