En el Acceso Sur mueren atropellados por día tres o cuatro perros

A cualquier hora del día vagabundean por allí animales procedentes de los barrios vecinos. Esta situación y el exceso de velocidad con la que se mueven los automovilistas generan mucha preocupación.

PERROS 2

Entre tres o cuatro perros mueren atropellados por día en el Acceso Sur, la vía que une el puente internacional con la ruta 12, a la altura de Garupá. En la mañana de este 9 de Julio, por ejemplo, quien por allí circule puede encontrarse con al menos 8 animales muertos tirados a un costado de la calzada.
La situación preocupa, porque la presencia de canes y también de gatos puede ocasionar graves accidentes viales.
Desde su habilitación, y pese a los controles, el Acceso Sur es utilizado como un camino de alta velocidad. Coches, camionetas y hasta camiones superan tranquilamente los 100 kilómetros por hora en algunos tramos, sobre todo el la recta que sigue a la curva situada a metros del puente que lleva a las playas de Miguel Lanús.

PERROS 6

Sumado a esta situación, en la que los conductores hacen caso omiso a las señalizaciones y muchas veces también a la presencia del personal que sigue trabajando a los costados de la arteria, alarma la cantidad de animales sueltos. Perros de todos los tamaños vagabundean a cualquier hora del día en distintos sectores. También gatos. Atraviesan de improviso y al menos tres o cuatro por día dejan la vida sobre el asfalto. Provienen de los barrios cercanos, donde viven en total libertad, sin que sepan de la existencia de un patio cerrado o de una cuerda que los contenga.
A veces son los mismos conductores y otras los operarios afectados a la construcción de obras pendientes del Acceso los que sacan los cuerpos. Otras, los cadáveres se descomponen hasta desaparecer en el mismo sitio.

PERROS 1

La mezcla de la alta velocidad con la que se circula y la presencia de estos ejemplares callejeros son un potencial peligro. Por fortuna, al menos hasta ahora, no ha sucedido nada grave. Sin embargo, es tiempo de que se tome cartas en el asunto. Por un lado, levantar el pie del acelerador es responsabilidad de los conductores. Y también de las autoridades (Tránsito de la Policía) obligarlos a que se respete la normativa vigente y sancionarlos cuando corresponda. Por otro lado, los dueños de los animales que aparecen en la zona están obligados a cuidarlos. Como lo escribió hace unos días el herpetólogo Amado Martínez: hay que luchar por la tenencia responsable. El especialista es el autor de las fotos que ilustran esta nota.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE