Caso Krohn: hay expectativa en la Zona Centro por el desenlace del juicio

El hombre está acusado de haber instigado el asesinato de su albañil. El autor material confeso nunca lo involucró en alguna declaración; sin embargo en la cárcel donde está preso suele repetir que Krohn le pagó para que asesinara a José Francisco Cabrera.

Hay mucha expectativa en la zona de General Alvear y alrededores por cómo será el desenlace del juicio a uno de sus vecinos más conocidos: Federico Krohn (47), preso hace seis años por el asesinato del albañil que trabajaba en su casa, José Francisco Cabrera. La sentencia se conocerá este jueves y si lo declaran culpable lo espera la prisión perpetua.
Por el asesinato hay otro imputado, Ricardo Fabián Juonassors. Pero este hombre tiene menos motivos para la ansiedad, pues siempre se declaró culpable de haber sido quien jaló del gatillo para terminar con la vida del trabajador de la construcción. El asunto es que nunca en sede policial o judicial involucró a Krohn. Este detalle no será pasado por alto por el Tribunal que lleva adelante el proceso.
Fuentes cercanas al caso confiaron en las últimas horas que donde sí dio más detalles Juonassors fue en la Unidad Penal Dos, donde se encuentra alojado. Allí, afirman, a compañeros de encierro y a penitenciarios les confió que él ultimó a Cabrera por pedido de Krohn, quien incluso le pagó por el “trabajo”. Esta misma versión es la que sostiene la familia del albañil, puntualmente la viuda, quien en su declaración ante los jueces de sentencia sostuvo que para ella el ex patrón de su marido no solo ideó el homicidio sino también fue parte de la autoría material.
Los camaristas Francisco Aguirre, José Pablo Rivero y Miguel Orlando Moreira son los que decidirán la suerte de los acusados. A Juonassors lo espera una sentencia segura. Habrá que ver qué pasa con el otro sospechoso. En su declaración ante el tribunal, sus parientes negaron cualquier roce, enemistad o pelea entre Krohn y Cabrera. Sin embargo, de lo que se escuchó de investigadores que tuvo el caso es que el albañil reclamaba una deuda de 3.500 pesos.
El Tribunal está ante una decisión difícil, porque la autoría intelectual de un crimen es muy difícil de probar. Tendrá que analizar si en el expediente hay elementos de peso para llegar a una condena.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE