comScore

Arrancaron las obras de refacción en el hogar El Refugio

Fue hace una semana y estiman que todo estaría listo en dos meses. Mientras, los chicos allí alojados están de manera temporal en un albergue de la Fundación Tupá Rendá y en otro de Desarrollo Social. Hay malestar porque no dejan que los profesionales del hogar dirigido por Mario Herrera tengan contacto con los niños.

mario herrera

Hace una semana, comenzaron los trabajos de refacción del hogar El Refugio de Posadas, que hasta hace poco más de un mes albergaba a 33 chicos de distintas edades que habían llegado al lugar por decisión de la Justicia. Ahora, mientras duren las tareas, los niños y adolescentes se encuentran alojados en otros dos albergues. Estiman que la puesta a punto edilicia llevará entre 45 y 60 días y que otro medio mes más habrá que esperar para la vuelta a funciones del lugar.
La reconstrucción del hogar llegó luego de una polémica entre los responsables del lugar y la Defensoría de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, que realizó un informe sobre las pésimas condiciones edilicias del inmueble y decidió en la Resolución 66/14 “suspender el ingreso de niños, niñas y adolescentes al hogar, en atención a la vulneración de los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes alojados en esa institución”.
Mario Herrera puso paños fríos sobre el informe. En su momento habló de que contenía falsedades. Ante este medio sostuvo que el estado precario del edificio nunca fue ocultado y que, por el contrario, la refacción era un pedido añejo, que ahora, a la luz del escándalo público, al fin fue oído.
“Hace dos semanas estábamos en medio de una gran incertidumbre, porque pese a los anuncios, la obra no empezaba. Hace exactamente una semana, las tareas comenzaron y creemos que si el tiempo acompaña se terminarán en el tiempo previsto”, sostiene Herrera.
El joven explicó que el hogar depende de la Asociación Civil Solidaridad Niños de la Calle, que tiene una comisión directiva integrada por seis integrantes. “El resto del equipo lo integran 8 voluntarios, dos trabajadoras sociales y dos psicólogas. Los que hacen el trabajo administrativo son los únicos que continúan en el hogar en estos días”, detalló el director.

Hogar Herrera 2

“Se cumplieron ya 50 días de que los chicos dejaron El Refugio. 18 de ellos fueron llevados al hogar San José Obrero, ubicado en la calle Troazzi, y el resto a uno que depende del Ministerio de Desarrollo Social situado en avenida Las Heras 2071. A ellos solo puede acceder nuestro personal administrativo, no así los profesionales que siempre los trataron”, añadió Herrera. Hay un dejo de malestar en sus dichos, porque no comparte la decisión de que los pequeños no tengan contacto con las trabajadoras sociales o las psicólogas que le hacían el seguimiento. “Nos dijeron que esto responde a que los hogares donde están tienen sus especialistas. Sin embargo, creo que la decisión cuanto menos es inoportuna, porque al desarraigo que le significó a los chicos dejar su lugar de residencia se le suma ahora el de no ser atendidos por el personal que siempre los trató. Por eso, pese a que respetamos la postura de los responsables de esos hogares, vamos a pedir que a la Defensoría del Niño que se revea la situación”, se explayó.
Sobre los trabajos en el edificio de la avenida Buchardo 1548, precisó que tienen que ver con la refacción de paredes, techos y aberturas y reparación de todos los sectores afectados por la humedad, así como de los baños.
El informe de la Defensoría también hablaba de las condiciones higiénicas precarias y de la presencia de niños sin legajo en El Refugio. Apenas se conoció esto, Herrera lo desmintió. Ahora, con los trabajos en marcha, el director del hogar dice que tiene expectativas. Y mirando al futuro sostiene: “Más allá de lo que pase, este lugar va a seguir funcionando”.

M.S.-


Quizás tambien le interese...