Messi: “Somos Argentina, no debemos fijarnos qué rival está enfrente”

Messi. El capitán bajó línea sobre el sistema táctico que prefiere. Dijo que en el entretiempo no le pidieron al técnico los ingresos de Higuaín y Gago porque “Alejandro se dio cuenta solo”. La historia de un día agitado, a pesar del triunfo.

Hay una historia detrás de la historia. Que hizo mucho ruido, interno y externo , y opacó el debut triunfal de la Selección en Brasil 2014. Alejandro Sabella eligió una formación y un sistema táctico. Se equivocó, cambió y Argentina hoy discute si tiene que jugar 4-3-3 (o su variante 4-3-1-2) como prefieren Messi y el resto de los jugadores, o el amarrete 5-3-2 con el cual simpatiza más el entrenador y su cuerpo técnico. Quedaron muchos interrogantes después de la victoria Bosnia. ¿Por qué dudó tanto Pachorra ? ¿Les confirmó la formación a los jugadores la misma tarde del debut? ¿Los futbolistas le cuestionaron su elección y le torcieron el rumbo en el entretiempo? ¿Quedó claro que el capitán está más cómodo acompañado por Fernando Gago y con más gente en ataque? Lionel Messi asumió su liderazgo y, sorpresivamente, salió ayer a la tarde a dar una conferencia de prensa junto a Marcos Rojo, un actor de reparto. Habló 20 minutos el crack rosarino.

Bajó línea y fijó posición futbolera.

Para que escuche el técnico y quien quiera.

Fue imprevista la aparición de Messi en la sala de prensa de Cidade do Galo. A tal punto, que muchos periodistas que empezaban a irse, volvieron corriendo. Claro, tenía mensajes el líder de la Selección. Para comenzar, Messi entregó una declaración de principios: “Somos Argentina, no debemos fijarnos que rival está enfrente”. Y dio una clase práctica sobre la táctica que le gusta emplear en la Selección: “Nos sentimos más cómodos jugando con dos arriba y yo atrás porque tenemos más gente, más posibilidades, podemos salir de contra y se suma Di María, también, por la velocidad que tiene …”.

Los rumores que circularon ayer en el predio de Atlético Mineiro marcaban que los jugadores le cambiaron en el entretiempo la elección táctica al entrenador. “¿Te parece que le van a armar el equipo a Alejandro? Se equivocó y cambió a tiempo.

No es necio ”, confiaron en el entorno del entrenador, que podría volver a utilizar un esquema conservador, pero contra alguna potencia y en las fases decisivas. ¿Volverá a apelar a la línea de cinco, a pesar del pensamiento del capitán?

-¿El cambio en el segundo tiempo fue una decisión exclusivamente de Sabella o ustedes le manifestaron su desacuerdo en el vestuario?

-Fue una cuestión de Alejandro. El se dio cuenta que con el Kun (Agüero) nos quedábamos muy lejos de todo, especialmente del arco rival. Vio que nos estábamos metiendo atrás y que nos estaba haciendo falta más gente arriba para llegar al gol. Y así fue. Con la entrada del Pipa (Higuaín) creamos muchas más situaciones que en el primer tiempo.

Otra respuesta de Leo fue reveladora, aunque no se haya rebelado en esos primeros cuarenta y cinco minutos para olvidar rápidamente: “Sí, estaba fastidioso en el primer tiempo porque me costaba agarrar la pelota. Y cuando lo hacía estábamos lejos del otro arco. No tenía mucha descarga para ir hacia adelante. Perdí varias pelotas y las otras las jugué para atrás. Por eso el fastidio, porque no podía hacer el partido que pretendía. Hasta ese momento no me salían las cosas cómo pensaba planificar”.

Dio pistas sobre lo cómodo que se siente jugando con Fernando Gago detrás suyo para que Pintita arranque los ataques con el primer pase. “Hace mucho que nos conocemos y que jugamos juntos. Nos entendemos. Su primera opción es buscarme y darme juego a mí. Cuando entró, tuvimos más la pelota: él me la hacía llegar y yo me tiré más adelante. Su entrada cambió un poco el segundo tiempo”.

Y, en su nuevo rol de gran capitán, le mandó un mensaje directo al entrenador: “ Hay que preguntarle a Alejandro por qué eligió jugar de esa manera.

En lo personal, creo que le habrá pasado de no querer que se le escape nada en el principio y arriesgar más después. Tenemos que fijarnos cómo jugamos en el segundo tiempo. Es como estamos acostumbrados y como veníamos jugando la mayoría de los partidos amistosos y por las Eliminatorias. En el primer tiempo hicimos cosas que no estamos acostumbrados, como tirarnos atrás o dejarle la pelota y los espacios a Bosnia. En el segundo jugamos con nos gusta. Si bien no fue de los mejores, fue mucho mejor que el primero”.

Sabella, puertas adentro, reconoció su error. Creyó que Bosnia, iba a representarle el mismo problema que Croacia a Brasil. También, consideró que podía ganarle cómodamente como en el amistoso en Estados Unidos. Contra Irán, todo será distinto. A pedir de Messi.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE