El 7,8% de los embarazos adolescentes del país ocurren en Misiones

 

En Argentina cada tres horas una niña da a luz y se convierte en madre de otro niño o niña. Los datos surgen del informe que presentó a UNICEF, la Alianza Argentina para la Salud de la Madre, Recién Nacido y el Niño (ASUMEN) presentó un informe sobre la situación del embarazo adolescente en el país.

La presentación del informe se realizó a fines del mes pasado y en el señalan que la cantidad de nacimientos de niñas menores de 15 años no ha variado en los últimos años. En el año 2012, se registraron 3020 nacimientos: casi la mitad de ellos (49%) acontecieron en 4 de las 24 jurisdicciones de nuestro país: Buenos Aires (20.9%); Santa Fe (12.0%); Chaco (8.3%) y Misiones (7.8%).2

Una forma de comprender la diferente situación social y sanitaria de las adolescentes-madres en nuestro país es a través del análisis de las brechas o gradientes existentes entre diferentes zonas geográficas. Así, en la región del noreste argentino (NEA) se registra una brecha de 60% más de embarazos en adolescentes comparado con CABA (28.3% vs 17.6%), siendo casi 500% superior la proporción de madres menores de 15 años (1.36% vs 0.29%) entre las regiones mencionadas.

 

Si se analizan las brechas interprovinciales, se observa una proporción 70% mayor de embarazos en adolescente en Misiones, comparado con CABA y de más del 500% en madres menores de 15 años en Formosa comparada con la capital del país.

 

La situación se torna más acuciante en aquellos casos en los que las niñas son madres en forma reiterada. En el año 2011, 107 niñas entre 10 y 14 años fueron madres por segunda vez y 20, por tercera vez. Estos 127 casos evidencian las fallas múltiples de la sociedad en su conjunto, en los servicios de salud, en las políticas, para actuar oportunamente.

 

Las fallas en la prevención del embarazo temprano se expresa además por los 533 egresos hospitalarios de niñas entre 10 y 14 años de edad internadas por complicaciones de aborto.

 

Factores condicionantes de la maternidad temprana

 

La maternidad en la adolescencia precoz es expresión de múltiples problemas sociales y sanitarios. La pobreza, la falta de educación, la inequidad de género, configuran formas de vulneración de los derechos, generalmente en contextos familiares adversos.

Entre los factores que inciden en la ocurrencia de embarazos adolescentes muy tempranos, cabe destacar, el inicio cada vez más temprano de las relaciones sexuales, la insuficiente educación sexual y la falta de llegada universal de las políticas de salud sexual y reproductiva dirigidas particularmente a este grupo de edad.

Además, un número muy importante de los embarazos que ocurren en niñas menores de 15 años son producto de una violación y abuso sexual, generalmente producida por miembros o allegados a las familias o como consecuencia de situaciones de abuso de adolescentes-niñas, algunas de ellas portadoras de una discapacidad mental.

 

Para evitar los embarazos en niñas se requiere

• Conciencia social y mayor participación y movilización para la adhesión, reglamentación y cumplimiento de la Leyes nacionales y provinciales previstas en nuestro sistema sanitario.

• Mejorar el acceso de los programas de educación en todos los ámbitos educativos a lo largo y a lo ancho de nuestro país.

• Promover acciones educativas y de promoción de la salud sexual y reproductiva para aquella población sin acceso al sistema educativo formal.

• Mejorar los servicios para la prevención primaria y secundaria del embarazo durante de la adolescencia.

• Promover acciones orientadas a erradicar la discriminación y la violencia de género en donde el embarazo temprano asume una de sus modalidades de presentación.

 

 

Más información en www.unicef.org.ar



Quizás tambien le interese...