Un relevamiento determinó que se perdieron 174 cabezas de ganado por la intoxicación en la zona Sur de Misiones

La mortandad se había registrado este año en las colonias de Apóstoles y Azara. Fue producto de la ingesta de María Mole.

Un relevamiento hecho en los parajes cercanos a Apóstoles y Azara determinó que se perdieron 174 animales en la mortandad por intoxicación que se registró a principios de este año. Ahora, los damnificados gestionan una ayuda por parte de la Provincia y del Gobierno nacional para reponerse económicamente.
En total, fueron 14 los pequeños productores afectados por esta situación en un principio enigmática y que luego se supo había sido producto de la ingesta de la planta conocida como “María Mole” por parte de los animales. La confirmación llegó cuando técnicos del Senasa llevaron adelante una serie de estudios de laboratorio y llegaron a la conclusión de que ese yuyo tan común en los potreros de Misiones había sido el causante de las muertes.
Raúl Koscinski, de la Federación Agraria Argentina filial Misiones, indicó, no obstante, que podrían producirse más muertes, porque muchos otros ejemplares habrían ingerido la planta y que sus efectos empezarán a notarse de un momento a otro.
“Lo que se está viendo ahora es la ayuda económica para quienes sufrieron las pérdidas. La franja donde más muertes hubo es la que se ubica a la ribera del arroyo Tuna y sus afluentes”, precisó el dirigente.
Los parajes donde más se sintió la mortandad fueron Las Tunas y El Cruce. “Los lugares donde aparecieron los animales sin vida tienen una característica común: había muchos ejemplares por lote”.
Koscinski apuntó a la sobrepoblación de animales como uno de los motivos que empujó a los vacunos a inclinarse por ingerir las María Mole. “Lo que recomendamos es la rotación, así los animales van consumiendo pasto en distintas partes del terreno y en unos 30 días vuelven al punto donde empezaron”, indicó el titular de la FAA.
“Esa planta tóxica puede eliminarse con distintos productos. Hay que arrancarlas antes de que empiecen a florecer. A los productores que no tengan una buena pastura le sugerimos forrajes o alimentos balanceados”, aconsejó.
Dijo que la Municipalidad de Apóstoles está asistiendo con avena a los productores para reforzar la alimentación del rodeo.
En la zona de El Cruce y Las Tunas se cría ganado a baja escala. Los productores no tienen más de 50 cabezas por campo.

Foto: gentileza noticiaslaregiom.com.ar



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE