Bajaron la producción y las ventas del sector maderero en el primer semestre del año

El primer semestre del año se presentó con serias dificultades en el mercado interno y externo para las empresas de la industria de la madera de Misiones. «Tanto por la caída del consumo en el país ante la situación económica general que se atraviesa que afectó a la obra pública y la construcción, como por la falta de competitividad en la industria, debido al tipo de cambio y al alto costo logístico de exportar», señaló en la entrevista con ArgentinaForestal.com, el gerente de la Asociación de Madereros, Aserraderos y Afines del Alto Paraná (Amayadap), Diego Eskiviski.

 
De esta m anera, desde la Asociación de Madereros, Aserraderos y Afines del Alto Paraná (Amayadap) sostienen que en la actualidad la situación general en la zona Norte “es complicada” para la actividad foresto-industrial, ya que “se viene arrastrando la no recuperación del mercado desde el año pasado y todavía la actividad sigue decayendo lentamente”.
El gerente de la entidad empresaria, Diego Eskiviski, indicó que “el nivel de producción sigue en baja, hay mermas en las demandas y por lo tanto no se puede seguir produciendo para hacer stock”.

 
En la entrevista con ArgentinaForestal.com, el directivo analizó el escenario sectorial, los principales problemas que enfrentan y las medidas necesarias para salir del estancamiento actual y recuperar competitividad.
“La baja en la producción responde a una baja en la demanda de productos madereros. Y a su vez, la baja en la demanda responde a la situación económica en general que atraviesa nuestro país, donde se consume menos en general y en particular la madera es un producto que se deja de consumir primero. Además, la construcción y la obra pública están en baja, eso en cuanto al mercado interno”, explicó Eskiviski.

 

Competitividad perdida
Con respecto al mercado externo, las empresas de la Zona Norte siguen exportando en muy bajos niveles pero en este caso no por una falta de demanda sino por una falta de competitividad de las industrias, debido al tipo de cambio y al alto costo logístico de exportar, según explicó el directivo de Amayadap. “En el tema de exportaciones, se presentan registros de que en el primer trimestre de 2014 respecto del mismo período de 2013, las exportaciones de madera han crecido (posiciones 4407, 4409, 4417, 4418 y 4421) en un 26%, pero esto se explica por las exportaciones realizadas por la empresa Alto Paraná que en este período creció un 38% principalmente en la posición 4407 que son tablas aserradas. En realidad, si al total se descuenta este último dato, tenemos que las Pymes han caído sus exportaciones en un 7%”, precisó Eskiviski.
En este sentido, analizó también que a nivel nacional son varias las cuestiones que frenan la competitividad, como ser los altos costos que representan para los empleadores las cargas sociales, etc. Y en la cuestión de exportaciones el alto costo de logística para salir a exportar con precios competitivos, que a diferencia de Brasil, Chile y Uruguay, nos quedamos en muchos productos de demanda internacional fuera de competencia.

 
Presión impositiva “agobia” a madereros
A nivel provincial lo que mas preocupa es la presión impositiva de la provincia de Misiones, la actividad de la madera, como seguramente muchas otras, tiene altos gravámenes como ser los ingresos brutos que ya estamos con una alícuota del 3.5%, tasa forestal de un 2% sobre la materia prima, que esta a su vez representa uno de los principales costos de producción de la industria de la madera, alrededor de un 60%, impuesto a los sellos, etcétera, además de los impuestos locales como las tasas retributivas a la propiedad que en muchos municipios ha subido enormemente, cosa que repercute fuertemente a la actividad forestal. Esta situación nos deja en una importante desventaja respecto de la vecina provincia de Corrientes quienes tienen un potencial tan fuerte como el Misiones por la disponibilidad de materia prima y está exenta de todos estos gravámenes.

 

Medidas necesarias
En ese contexto, precisó que desde la Amayadap consideran que “una de las medidas que se necesita para poder mejorar la competitividad a nivel local es bajar la presión impositiva de Misiones; mientras que, a nivel nacional y para recuperar mercados internacionales, se necesita de un tipo de cambio competitivo, mejorar los costos de logística, lograr bajar los derechos de exportación y aumentar los reintegros”, detalló.
“Otro tema no menor que se debe resolver son las aduanas de Misiones”, dijo. “Tenemos un mercado natural que es Brasil, por la cercanía, y que es un mercado demandante de productos de madera de nuestra provincia, pero muchas operaciones se ven truncadas por la lentitud de las aduanas en liberar las cargas”, cuestionó el directivo.
En cuanto a las medidas particulares que adoptan las empresas para mantenerse en el mercado, sostuvo que “lo habitual es resignar la rentabilidad en pos de seguir trabajando: primero, reducir costos en la medida de lo posible; segundo, aumentar la productividad y, finalmente, buscar nuevos mercados”, dijo.

 

Promover la exportación, la clave
En lo que hace a las acciones institucionales de la Amayadap, el gerente de la entidad remarcó las intensas gestiones que continúan realizando desde hace casi dos años con el trabajo de un proyecto que fue presentado tanto a las autoridades provinciales, como también a nivel nacional este año, que “apunta a mejorar la competitividad de las exportaciones a través de la revisión de los derechos de exportación y los reintegros a la exportación acompañado de una propuesta de apertura arancelaria que de acuerdo al valor agregado del producto exportado se premie con un mayor reintegro. Esta medida repercutiría en poder compensar los altos costos logísticos y permitiría a las pequeñas y medianas empresas retomar viejos mercados con el consecuente aumento de la actividad y la generación de mano de obra”, recalcó.
El proyecto fue presentado este año ante el Ministerio de Industria de la Nación como también en la Secretaría de Comercio Exterior de la Nación.
Finalmente, acotó que “también en el orden nacional podemos mencionar que el atraso en los pagos de la Ley 25.080 de promoción forestal y la baja sufrida en la asignación del Presupuesto anual de la misma, generó y sigue generando una disminución en la superficie plantada año a año en la provincia”, concluyó.

 

 

Por Patricia Escobar



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE