Alexa

Caso Wasyluk: la familia se presentó ante la Justicia como querellante particular

El joven apareció muerto en una celda de la seccional Primera de Oberá en 2011, con signos de un brutal castigo. Los abogados Romeo Schwengber y Rafael Pereyra Pigerl encaran la primera querella tras la vigencia de la figura jurídica que consagra el derecho de las víctimas.

La familia de Hugo Miguel Wasyluk se constituyó en querellante particular en el expediente que investiga la muerte del joven en una celda de la seccional primera de Oberá, el 27 de Abril del año 2011, a raíz de una feroz golpiza que habría recibido por parte de los policías que lo detuvieron en Villa Bonita dos días antes.

 


Radio Libertad. Rafael Pereyra Pigerl, abogado

 

 
Los abogados Romeo Schwengber y Rafael Pereyra Pigerl son los profesionales que tomaron a su cargo (el primero con la representación y el segundo con la asesoría letrada) de la  primera querella que se formaliza en un expediente penal tras la vigencia de la figura jurídica que consagra el derecho de las víctimas, y que comenzó a regir en Misiones mediante una reforma constitucional aprobada tras un plebiscito.

 

Por el caso están procesados doce policías en total y un médico policial, tres de ellos acusados de tortura seguida de muerte, dos por omisión de denuncia de tortura e incumplimiento de los deberes de funcionario público, y ocho personas más acusadas de haber incumplido sus deberes, entre ellas el galeno.

 

Los letrados representan a la madre de Wasyluk, Bárbara Chitouvski, y al hijo de la víctima, Lucas Rafael.

“Es esencial el compromiso de todos los abogados de la provincia en esta lucha contra la impunidad, que desde la profesión la podemos dar desde la representación de las víctimas como querellantes particulares, porque para eso se habilitó la figura en Misiones” expresó Rafael Pereyra Pigerl sobre los motivos que lo llevaron a tomar la querella. “El proceso penal antes tenía sólo al imputado como eje, pero hoy se incorpora como actor a la víctima, que es titular de la acción penal. Esto es una manifestación del derecho a la jurisdicción y derecho a la tutela judicial efectiva, derechos de raigambre constitucional”, agregó.

El 27 de abril de 2011, personal policial de guardia en la Seccional Primera de Oberá encontró muerto a Hugo Wasyluk en una celda de la comisaría. Según el informe preliminar de la autopsia, el cuerpo presentaba múltiples lesiones traumáticas, excoriaciones, hematomas, y se estableció que una de esas lesiones o golpes le reventó un intestino que determinó la muerte por shock hipovolémico y asfixia por aspiración de líquido intestinal.

 

“No solo se trata de un homicidio, sino de un homicidio en un contexto de violencia institucional y por torturas, es decir que es un caso paradigmático de brutalidad policial que puede dejar un mensaje claro de la sociedad y de la justicia contra estas prácticas aberrantes que lastiman a toda la sociedad. Hoy una familia decidió tomar la posta y buscar justicia mediante la participación directa en la causa, pese al dolor que a veces paraliza y que en este caso los movilizó… y eso nos conmueve profundamente como abogados”, finalizó.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas