comScore

Masacre de Panambí: el foco está puesto en las pericias

La mayor parte de los análisis aún está en proceso. El cotejo de huella que complicó a Paz aún no se anexó al expediente. Godoy designó un defensor oficial.

La investigación por la masacre de Panambí pasó de la calle al laboratorio. Cerrado el círculo investigativo por la llamada banda de San Javier, ahora la jueza Alba Kunzmann de Gauchat espera los informes de las distintas pericias que lleva adelante la Policía: las presuntas manchas de sangre halladas en prendas de vestir incautadas en la casa del ex prefecturiano Pablo Julio Paz (51); las armas halladas en el taller del chapista Marcial Alegre (45); y en al automóvil que sería de Juan Ramón Godoy (44).
Uno de los estudios clave, el cotejo dactilar que aseguran arrojó coincidencia entre las huellas encontradas en la caja de zapato donde la familia Knack guardaba su dinero y las muestras que le tomaron a Paz, ni siquiera está anexado al expediente judicial; la Policía tiene que remitirlo junto a las demás actuaciones.
En cuanto a las armas (pistolas nueve milímetros y escopetas), se intentará determinar si coinciden con las que se utilizaron en al menos dos episodios delictivos anteriores, uno entre Gobernador Roca y Alberdi, donde apareció un cadáver acribillado. Lo que se quiere determinar es si alguna de las armas se utilizó para asesinar a ese hombre, que permanece como NN.
Este viernes también se supo que el imputado Godoy aceptó ser asistido por la Defensoría Oficial. En cuanto a Paz, el lunes se definiría quién se hará cargo de su defensa.

M.S.-


Quizás tambien le interese...