Guardiamarinas misioneros vuelven hoy a su provincia

Dos misioneros son parte del grupo de guardiamarinas en comisión de la Escuela Naval Militar (ESNM) que emprendieron un viaje de conocimientos profundos por Argentina. Ellos son Cristian Flor Mantulak y Juan Pablo Core están contentos porque esta tarde estarán arribando a la provincia de Misiones, incluida en el itinerario que han emprendido 72 guardiamarinas de distintas provincias para conocer suelo argentino. 

Hoy por la tarde, está previsto el arribo de 70 guardiamarinas en comisión de la ESNM al Liceo Naval “Almirante Storni” e inaugurar con su llegada a Misiones, la última etapa del programa Conocer para Defender, impulsado por el Poder Ejecutivo Nacional y organizado por el Ministerio de Defensa y la Armada Argentina.

El 9 de mayo los guardiamarinas iniciaron el viaje para recorrer el interior del país con el objetivo de conocer la cultura e idiosincrasia de las distintas regiones argentinas y Misiones es la última provincia en el itinerario donde permanecerán hasta el 7 de junio. Los jóvenes recorrieron Río Negro, Mendoza, San Juan, Tucumán, Salta y Jujuy.

 

“Este viaje es una gran oportunidad de profundizar los conocimientos sobre nuestra cultura, costumbres, puntos turísticos, como de interactuar con las personas de nuestra Patria”, expresó Cristian Gabriel Flor Mantulak de 23 años.

“Tengo el orgullo como misionero, de que la provincia sea anfitriona para recibirnos y deleitarnos con sus paisajes, costumbres y calidad humana; y estoy seguro de que mis compañeros de promoción se llevarán un grato recuerdo”, confirmó el oriundo de Puerto Iguazú.

Para Juan Pablo Core que tiene 22 años y nació en Posadas, la propuesta del viaje también es muy buena “porque uno ve y siente lo que defenderá el día de mañana; tengo la expectativa de poder comprender distintas culturas y pensamientos del territorio argentino; y al mismo tiempo, siento mucho orgullo de que mis compañeros puedan conocer las costumbres de mi provincia”.

 

Como posadeño, recuerda con cariño las partidas de fútbol con amigos en la plaza y tomar mate mirando el sol hasta esconderse detrás del valle. Su familia –sus padres Juan Pablo y Gladys, y su hermana Gimena– aún se encuentran viviendo en su ciudad natal. “Están orgullosos de mi carrera y desean que siga adelante con mis expectativas”, destacó Juan Pablo.

 

Próximos a ser Oficiales de la Armada Argentina

Cristian y Juan Pablo ingresaron a la Escuela Naval Militar en el 2010 y ya conocían el ámbito naval, porque el secundario lo cursaron en el Liceo Storni de su provincia.

En noviembre, los misioneros esperan egresar como Oficiales de la Armada Argentina una vez concluido el viaje del programa Conocer para Defender y el viaje de Instrucción Naval a bordo de la fragata ARA “Libertad”. Se encuentran próximos a cumplir el sueño de ser marinos.

Juan Pablo Core eligió la especialidad Naval y desde pequeño proyecta ser Artillero de la Armada, “siempre quise ser militar, usaba los uniformes de mi papá, lo acompañaba a su trabajo cada vez que podía y desde chico, que me veo Artillero”, contó.

Por su parte, Cristian Flor Mantulak quiere integrar la Infantería de Marina, “inspirado por la enseñanza y las experiencias que me dejó el oficial que fue mi jefe de año en el último año de liceo, entre otras cuestiones relacionadas con la actuación de los Marines”, resaltó.

“Me siento satisfecho con la Armada Argentina porque me ha formado en lo personal, profesional y espiritual”, sintetizó. “A mi familia le debo gratitud, consideración y paciencia porque estoy fuera de casa desde muy chico y porque aún siguen apoyando el estilo de vida que elegí”, agregó. Sus padres, José Luis y Stella Maris, y su hermana María Macarena siguen viviendo en la Ciudad de Puerto Iguazú.

Aunque Cristian ya contaba con la experiencia naval de su paso por el liceo, en la Escuela Naval descubrió que le quedaba mucho por aprender por ejemplo a administrar el tiempo para cumplir con el estudio y el entrenamiento físico; a ser buen compañero para convivir en grupos más numerosos; y “sobretodo, en la escuela aprendí que la demanda al servicio resulta más llevadera cuando se tiene vocación”, concluyó Flor Mantulak.

www.gacetamarinera.com.ar



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE