En Colonia Primavera el aula satélite de la 373 quiere cumplir su sueño: que la designen escuela

Es el conocido proyecto “Educación para las Primaveras”, donde la orientación agroecológica le cambió la vida a ese paraje de El Soberbio. Su alma mater, el maestro Martín Cornell, detalló el presente del establecimiento y sus planes para el futuro.

RURAL 1

El Proyecto Pedagógico-Comunitario “Educación para las Primaveras” es una escuela rural Asociada a la Red del Plan de Escuelas Asociadas a la UNESCO). Empezó a funcionar en septiembre de 1999 para darle una mano a los chicos de las localidades cercanas cuya única posibilidad de estudiar era que abriera un establecimiento en la zona. Comenzó dependiendo de la Escuela 120 y contaba con apenas diez alumnos. Hoy la matrícula se amplió y dependen de la 373. Pero la comunidad educativa ligada al aula quiere ser un establecimiento independiente y hacia eso apunta.
Desde un primer momento, está al frente el maestro Martín Cornell. Él contó a Misiones Online el presente de la institución y los planes para el futuro.

¿Qué novedades presenta la escuela en este 2014?
El 2014 nos encontró realizando junto a los padres y vecinos de la comunidad varios arreglos y mejoras edilicias tanto en la escuela (donde pudimos cambiar el techo viejo de cartón por chapas de zinc, dando una solución esperemos que definitiva a las goteras que aparecían con cada lluvia, y solucionar el tema del agua para inaugurar los baños nuevos de material construidos gracias al aporte de la Fundación Conciencia contra el Trabajo Infantil) como en el Salón Comunitario de nuestro Paraje (donde también arreglamos el techo y conectamos el agua, para prontamente pintarlo a nuevo).
En lo pedagógico, conseguimos después de mucho insistir en las gestiones que se crearan para nuestra Institución Educativa por Resolución Nº 1985/14 del Consejo General de Educación horas especiales de Huerta y Jardinería, Música e Informática que esperamos sean un aporte significativo a los distintos proyecto que nuestra Escuela impulsa de distintas maneras desde el año 2007, buscando fomentar, entre otras cosas, un desarrollo armónico e integral de las personas a través de la Educación.
Y estamos a la espera de la Creación de una Unidad Escolar Independiente con Dirección de Tercera para que nuestra Institución Educativa deje de ser un Aula Satélite para transformarse en una Escuela con Mayúsculas.
Además, para el mes de septiembre estamos organizando el 3º Encuentro Provincial de Radios Escolares y Comunitarias de Misiones (impulsado por la RERECOM, Red de Radios Escolares y Comunitarias de la Provincia de Misiones) y gestionando la venida a El Soberbio del Festival Internacional de Cuentacuentos Tutú Marambá (organizado a nivel provincial por la Biblioteca Pública De Las Misiones del Centro del Conocimiento).

¿Cuántos chicos están asistiendo y de dónde provienen?
En el presente Ciclo Lectivo contamos con 72 alumnos, desde Nivel Inicial (sala de 4 y 5 años) hasta 7º grado de la primaria.
Los chicos provienen de familias de pequeños productores rurales (casi todos peones rurales changarines o productores tabacaleros) del propio paraje donde se encuentra inserta la Escuela y otros vecinos.

¿Podría hacerme un resumen de cómo fueron progresando, en base a incorporación de infraestructura, en los últimos años?
Desde el 2007 a la fecha la escuela experimentó un crecimiento importante en todos los aspectos: edilicios, en cantidad de alumnos y cargos docentes (de ser una Escuela con personal único a contar en la actualidad con 1 docente de Nivel Inicial, 3 docentes de grado, 3 docentes especiales y 1 acompañante técnica del Ministerio del Agro) y en Proyectos Didáctico Productivos, por lo que pasamos a ser una Institución Educativa reconocida por la Red PEA (Plan de Escuelas Asociadas) de la UNESCO.

¿Cuáles son los principales problemas con los que se enfrentan?
En cuanto a lo edilicio, a pesar de los arreglos que fuimos haciendo junto a la Comunidad, seguimos siendo una Escuela del tipo “rancho”, con una estructura de madera levantada íntegramente por los padres y vecinos… y por lo tanto los problemas son cotidianos y se arreglan cómo y cuándo se va pudiendo (los famosos “provisiempre”). Además, nos falta mejor mobiliario (Por ej.: armarios, sillas y pupitres).
En relación a lo pedagógico, los problemas -que también tienen su aspecto ventajoso- a los que nos enfrentamos cotidianamente a la hora de aprender y enseñar en una Escuela Rural de nuestras características son los plurigrados y el bilingüismo de esta zona de frontera.

RURAL 5

¿Cuál es la orientación que pretenden para los chicos?
A mi entender, la Escuela Rural debe exceder en su trabajo la Educación Formal (aunque esta debe ser el punto de partida) para erguirse en un Programa Integral tanto para los chicos como para el conjunto de la Comunidad Educativa. En este sentido, propongo tres ejes: la Educ. Agraria ( más información http://unfuturojuntoalanaturaleza.blogspot.com/), la enseñanza de Artes y Oficios (http://artesyoficiosprimavera.blogspot.com/), y la cuestión Artística Cultural (http://encuentrosculturales.blogspot.com/). Además, desde la Escuela se debe promover la Salud Comunitaria (ya que los centros de atención se encuentran alejados y no siempre es fácil el acceso a los mismos, sobre todo, en casos de urgencia.

¿Cómo es trabajar en esa zona de Misiones? ¿Cuáles son sus expectativas, anhelos, principales sueños?
Trabajar en una zona rural de estas características (zona de frontera, con familias de pequeños productores) es un desafío constante cada día, con sus consecuentes disgustos y alegrías. Una experiencia única, muy enriquecedora para nuestra labor como docentes y también a nivel personal.
Primero, soñamos con ser Escuela. Y más a largo plazo, poder dejar una huella en los niños en el sentido de que el día de mañana puedan acordarse bien de la Escuela y sus años vividos en ella, tratando de que lo aprendido (más allá de tal o cuál contenido particular) les sirva para ser buenas personas, solidarias con los demás y críticas frente al discurso gobernante.

¿Reciben asistencia?
Recibimos ayuda de muchas personas, ONG e Instituciones solidarias.
Por ejemplo: Contamos con un grupo de Padrinos y Madrinas de Buenos Aires. (http://www.padrinosparalasprimaveras.blogspot.com.ar/) y de la Asoc. Civil Manos por Hermanos (http://manosporhermanos.org/). Además, con el apoyo y acompañamiento técnico del INTA y la Subsecretaria de Agricultura Familiar.

¿Sigue en contacto con los chicos que se iniciaron en la escuela y siguieron sus estudios en otros niveles?
Claro. Son nuestros vecinos. Constantemente tenemos la presencia de los ex-alumnos y ex-alumnas en la Escuela, ya sea porque continúan participando de algunos de los Proyectos Pedagógico- Comunitarios que impulsa la Institución Educativa (Por ejemplo: El Cine Comunitario, la Radio, la Cooperativa Agroecológica, etc.); porque se acercan a realizar los trabajos de la Escuela Secundaria, aprovechando la Biblioteca y/o el Internet con que cuenta nuestra Escuela; porque vienen a colaborar en las actividades para juntar fondos o en las jornadas de trabajo para el mantenimiento y mejoras edilicias.
Además, durante los fines de semana, el patio de la Escuela es un lugar de reunión de las y los jóvenes de nuestro Paraje y otros vecinos se reúnen a jugar al fútbol o el voley, usar el servicio de Internet Wi Fi para conectarse a las redes sociales, o tomar un rico mate o tereré.
Por otro lado, varios ex-alumnos se encuentran realizando carreras terciarías (gestión ambiental, turismo, operario viverista) gracias a las gestiones iniciales hechas por nuestra institución educativa.

¿Cómo es el aporte de la comunidad? ¿Hay acompañamiento?
Una Escuela Rural, y más una que tiene tantos Proyectos que exceden la Educación Formal, no puede funcionar sin el apoyo y compromiso de la mayoría de las familias y vecinos de la Comunidad. Su trabajo es fundamental.

¿Cuándo notó que su vocación era ser docente?
Trabajaba desde Buenos Aires con una Asociación de Padrinos de Escuelas Rurales. En contacto con la realidad de los niños, padres y docentes de las Escuelas que visitábamos fui dándome cuenta que solo con la solidaridad no alcanza para transformar la realidad diaria y que la Educación podía ser una herramienta (aunque no la única) para lograr mejores condiciones de vida para esos niños y sus familias. En ese camino, le debo mucho a un docente (hoy ya jubilado) de Lenadro. N. Alem, Ervín Reinhardt.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE