Renunció el juez de Faltas Hugo Javier Barrios para evitar el jury

El funcionario presentó el viernes la renuncia que será aceptada por el intendente de Posadas. Barrios evitará el proceso de Jury que disparó el Concejo Deliberante, por varias denuncias de acoso sexual y laboral e incompetencia para el cargo.

El juez Hugo Barrios presentó su dimisión para evitar ser sometido al Jury que fue aprobado el jueves en el Concejo Deliberante de Posadas, disparado por varias denuncias de acoso laboral y sexual. Hasta anoche, sin embargo, en la intendencia capitalina no conocían formalmente la dimisión, aunque aclararon que será aceptada.
Barrios envió un comunicado de prensa en el que señala que renunció porque la comisión investigadora del Concejo Deliberante tomó como base para la acusación un dictamen de una psicóloga a quien cuestiona su imparcialidad.
“Si bien es cierto que he tenido problemas de salud, ello no ha dañado en lo más mínimo mi capacidad intelectual”, señala en referencia al dictamen en el que se señala que evidencia dificultades de orientación temporo-espacial, con necesidad de consultar constantemente la fecha en que se encontraba; tendencia a la negación, poca capacidad para afrontar cambios; impulsividad y dificultad en las relaciones interpersonales, con tendencia a culpar a los demás de sus propios errores.
El abogado defensor del Juez de Faltas II, Javier Noguera, confirmó la renuncia y justificó la decisión en la necesidad de “preservar la salud” de su defendido. Previamente Noguera había asegurado que las denuncias de acoso sexual carecían de sustento porque “Barrios no tiene apetito sexual” y está siendo tratado por el sexólogo Juan Carlos Kusnetzoff.
“Mal se puede acusar a alguien de depredador sexual si desde el punto de vista psicológico no tiene deseo”, apuntó Noguera.
“Tenemos las constancias médicas necesarias para probar penalmente que es imposible que una persona sea acusada de predador sexual si no posee el apetito para eso. No lo digo yo, sino tamaña figura como el doctor Kusnetzoff”, subrayó.
“La intención de Barrios es renunciar para no afrontar el Jury pero no porque piense que le puede ir mal sino porque su salud le impide debido a las presiones y el estrés que va a padecer. Entiendo que todos los canales están aceitados para llegar a una resolución del conflicto sin llegar «a la guerra”, sostuvo Noguera.

En la Justicia penal
De todos modos, Barrios deberá enfrentar la causa penal, donde suma cuatro denuncias.
El escándalo se disparó por la denuncia de Ruth Vergara, una pasante del juzgado que acusó al juez de acoso sexual y laboral. El magistrado ya había enfrentado una acusación de estas características en 2009.
“En el Juzgado se sentía poderoso”, declaró Ruth Vergara.
La joven que llevó a cabo la denuncia contó que “el acoso era constante”.
Además de enfrentar la acusación, el magistrado fue suspendido en la Universidad Católica de Santa Fe, donde daba clases y donde estudiaba Vergara.
Desde la institución anunciaron que Barrios fue separado de sus cargos docentes mientras durara el tratamiento del caso. Si bien argumentaron que no tienen potestad para juzgar al titular del Juzgado de Faltas, sí pueden preservar a los alumnos frente a una situación que adquirió un carácter mediático.
La defensa de Barrios también le jugó en contra con sus propios argumentos.
Sobre el punto que refiere a la irregularidad en sus funciones los testigos y agentes municipales Horacio Morgestern y Yatay Barrios, los concejales señalaron que el juez habría incumplido con los deberes a su cargo.
Habiendo constatado “las continuas inasistencias, tardanzas” de la agente Yatay Barrios, como así también su falta de contracción o predisposición al trabajo, omitió tomar medidas disciplinarias.
Similar actitud habría asumido el acusado con relación al agente municipal Horacio Morgesten, que a partir de los propios dichos del Juez, habría mantenido una relación amorosa con Ruth Vergara, provocando actos indecorosos, manteniendo una conducta impropia, en el ámbito laboral.
Todo ello constituiría una omisión al deber de arbitrar medidas urgentes (sanción disciplinaria –sumario administrativo) que orienten y permitan el normal desarrollo de las funciones del personal a su cargo, más aun, como en el caso de Yatay Barrios, en que las faltas reiteradas se sucedieron a lo largo de seis años.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE