Innovadores misioneros crearon un nebulizador a energía solar

Dos misioneros desarrollan proyectos que buscan modificar el mundo de la medicina, para hacerla accesible a todos. Daniel Ferreyra es ingeniero electrónico, Ronny Fuchs es técnico en informática. Juntos han trabajado para tener el prototipo del primer nebulizador a energía solar. Además han mejorado un extractor de fluidos corporales para ser utilizado en intervenciones quirúrgicas y están diseñando una incubadora y un tomógrafo de producción misionera.

Estos innovadores trabajaban por cuenta propia hasta hace pocos meses, cuando mostraron sus productos al presidente de la Biofábrica, Luis Jacobo, quien entusiasmado, solicitó al ministro de Salud, Oscar Herrera Ahuad que evalúe los avances que han logrado en los equipos biomédicos. Los innovadores se muestran muy entusiasmados porque se están realizando los trámites para que su emprendimiento ingrese a la Incubadora de empresas del Parque Tecnológico de la provincia.

 

Ferreyra y Fuchs explicaron que el “nebulizador es el nene mimado del grupo de trabajo”.

 

“Se pensó para que funcione con energía solar y tenga una autonomía de ocho horas. Se diseño el equipo para destinarlo a zonas donde no hay acceso a energía eléctrica, como ser en lugares que han sufrido catástrofes naturales o haya guerras”. Ferreyra explicó que el prototipo fue desarrollado íntegramente por ellos y que permite hasta ocho horas de nebulización.

 

La intención de mejorar equipos biomédicos nace de Ferreyra quien reparaba estos equipos. “En determinado momento me di cuenta que era más rentable para mi fabricarlos, entonces busqué opciones. Pensé qué equipos fabricar en el país, viendo que pros y contra tenía, así nace el nebulizador con energía solar”. Recordó que “en principio pensé este equipo para sacarlo del país, exportarlo, para países donde se corte totalmente el acceso a la energía eléctrica y se necesitan equipos médicos de este tipo, entonces lo diseñe con esta función al aparato”.

 

Consideró que “vimos con mucha suerte que las políticas de Gobierno han cambiado muchísimo y se da mucho apoyo a las Pymes a los desarrollos tecnológicos y entonces decidí la posibilidad de comenzar este proyecto y hacerlo en Misiones”.

 

Por su parte, Fuchs consideró que “las políticas que permiten desarrollar nuevas tecnologías y tendencias son muy positivas, estamos entrando en una nueva etapa de crecimiento, ya es el presente del país y futuro de la región. Estamos en el corazón del Mercosur y eso nos permite un paso de conocimientos que no se dan en otras zonas. Las políticas que se están aplicando y el lugar geográfico donde estamos alientan este proyecto y que otros muchos se lleven adelante. La federalización del conocimiento nos está dando la posibilidad de publicar y dar a conocer nuestros trabajos y recibir el apoyo del Estado y empresas u organizaciones”.

 

El nebulizador es un prototipo funcional que “es autónomo, no depende de la energía eléctrica domiciliaria para funcionar, además tiene un reloj temporizador que controla la cantidad de minutos de nebulización, tiene otro reloj temporizador que controla la cantidad de carga cuando se expone al sol, para proteger la placa y los acumuladores”.

 

 

“Está preparado para ser portable, se puede usar a la intemperie, en zonas rurales, en guerras, se puede usar en zonas donde hubo desastres naturales u otras condiciones”, explica Ferreyra.

 

Otra de las mejoras es que se logró es “que no se rompa, tenga pocas averías y requiera bajo mantenimiento, la carga se hace en unos 20 minutos y la autonomía de trabajo es de ocho horas”.

 

El ingeniero indicó que ellos diseñaron el equipo, pero valoró las indicaciones que les dio el ministro de Salud, Oscar Herrera Ahuad, quien explicó algunos cambios que serían necesarios para optimizar el nebulizador para aplicar diversos tipos de medicamentos. El nebulizador tiene una función de desobstrucción de las vías respiratorias.

 

Otro desarrollo que ya tienen con prototipo funcional es un aspirador quirúrgico y también trabajan en una incubadora neonatal o servocuna y un tomógrafo de temperatura. El aspirador quirúrgico funciona con la red eléctrica pero se le han hecho varias innovaciones. La más importante es que “es extremadamente silenciosa, portátil tiene acoples rápidos y la posibilidad de trabajar con un reloj temporizador para regular la extracción de fluidos”.

 

Todos los prototipos son controlados por médicos, quienes hacen los aportes en cuanto al uso del equipo y las normas que deben cumplir para poder ser utilizados como equipos biomédicos.

 

El diseño de la incubadora esta avanzado y tendrá mejoras en lo que sea controles de temperatura y además contará con un equipo para hacer el test de Apgar. El test de Apgar es una prueba de evaluación del cuadro de vitalidad de un bebé, que se realiza justo cuando acaba de nacer, donde se examinan el ritmo cardíaco (la frecuencia de los latidos del corazón), la respiración, el tono muscular, los reflejos, y el color de la piel del bebé.

 

En cuanto al tomógrafo de temperatura, Ferreyra explicó que están trabajando en el software y planifican que en cinco o seis meses podrán hacer un prototipo funcional. También buscan darle innovaciones relacionadas a los avances en medicina y lograr un mejor desempeño del equipo.

 

El propósito de estos innovadores es seguir trabajando en el desarrollo de nuevos proyectos y hacer una empresa donde se puedan desarrollar en serie los equipos que ya están funcionales. Estiman que si logran montar la fabricación en serie en principio darán trabajo a unas 50 personas. El desafío para ellos es dar trabajo a los jóvenes que cursan en las escuelas técnicas de la provincia.

 

Daniel Ferreyra es ingeniero electrónico RADIO LIBERTAD



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE