Polus fue la punta del ovillo: la investigación depararía más sorpresas

Escuchas y testimonios recabados en la causa que lo llevaron a prisión sirvieron al juez Casals para desmantelar la Banda de los Lagartos y detectar las múltiples organizaciones que operan en la región.

En febrero del año pasado, cuando empezó a circular la historia de “El Francés”, muchos pensaron que se trataba de una exageración, que era más mito que realidad. Sin embargo, con el correr de los meses, quedó en claro que hay elementos de peso para sostener que esta persona, que en realidad es de origen polaco, era un andamiaje importante en el tráfico de drogas en el litoral argentino y en Chile. Actualmente, Thierry Andre Polus o Slawomir Polus, tal como se presentaba, se encuentra detenido en el penal federal de Resistencia, a la espera del juicio oral y público. Allí fue a parar por razones de seguridad, poco después de su captura.

Polus, según fuentes consultadas, en realidad tenía contacto con múltiples organizaciones y podía gestionar el tráfico del estupefaciente que fuera. Su nivel de vida contrastaba enormemente con la de sus vecinos, aunque no se le conocían actos de ostentación, sino más bien tendencia al ocultamiento. Cuando salía al exterior, se mostraba como un poblador más.

El Francés fue arrestado el 4 de febrero de 2013 en pleno centro de Eldorado. Fue un despliegue importante de la Policía Federal. Esa misma jornada hubo allanamientos simultáneos en Santa Fe y Bariloche. Además del polaco, fueron arrestados su mujer, su chofer y un conocido.

En la causa que lo tiene preso, a Polus se lo acusa de traer marihuana desde el Paraguay y venderla en Chile, previo paso por distintas ciudades argentinas. También de proveer de esa droga a ciudades importantes del país.

Las escuchas y testimonios que se hicieron para dar con el entramado que lo tenía como protagonista es la que permitió el desmantelamiento de la llamada Banda de los Lagartos y el decomiso de 20 kilos de cocaína en Rosario, otro distrito litoraleño donde el narcotráfico está haciendo estragos y aparentemente los allegados de Polus tienen mucho peso.

El magistrado José Luis Casals, a cargo del Juzgado Federal de Eldorado, encontró en El Francés la punta de un ovillo. Con la colaboración de las fuerzas federales, que pusieron a disposición del juez a sus mejores hombres, profundizó una investigación que podría arrojar más sorpresas. Hay más nombres y organizaciones en carpeta.

Polus estuvo preso entre 2001 y 2010 por narcotráfico. Después se instaló en Colonia Mado, donde junto a un hermano adquirió un campo de 14 hectáreas, cerca del río Paraná, en un lugar estratégico para las operaciones ilícitas, según remarcan los investigadores.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE