Presentaron el libro de Numy Silva que relata la vida de “Pelito” Escobar

En el teatro Lírico del Centro del Conocimiento se vivió mucha emoción con la presentación del libro de Numy Silva “La Vida entre paréntesis. Crónica novelada de un militante”, que relata la vida y militancia de Ricardo “Pelito” Escobar y de sus compañeros , amigos y militantes de la generación de los ’70. En la obra  también tiene a su madre Germania como protagonista junto a las madres de aquellos años que lucharon hasta el final por la libertad de sus hijos durante la dictadura militar.

Acompañado por Taty Almedia, madre de Plaza de Mayo línea fundadora, el historiador Felipe Pigna quien elaboró el prólogo de este libro, Numy Silva y Pelito Escobar presentaron el escrito que consta de casi 300 páginas. Fue editado por la editorial de la Universidad nacional de Misiones y está ya a la venta.

También se pudo observar una exposicion de archivos históricos y fotografiías, luego un video que contextualizó la época y los acontecimientos vividos en el país y en la provinicia de Misiones durante la dictadura en el marco de los 30 años de democracia con memoria”

 

Estuvieron presentes la familia del coordinador de Gabinete provincial,  su esposa Silvia Risko, sus hijos Camila, Nicolás, Ayelen y su nietita Olivia, como también Rodrigo, Romina, Luciana y Sebastián.

 

Pelito contó a los presentes que este libro es el resultado de más de dos años de trabajo, “de a poco fuimos haciendo el libro, y siempre pensé que para hacer este libro había que poner mucho corazón, y Numy lo hizo perfectamente bien, además, lo hizo sabiendo lo que es una dictadura como la que sufrió ella con Stroessner”.

” Me hizo revivir momentos duros y difíciles, pero en esa etapa de dolores, siempre aun había esperanzas para salir de ese túnel. Y este libro es un homenaje a los militantes y de tantos compañeros desaparecidos o encarcelados, que han dado todo, hasta la vida, resistiendo la dictadura. Este humilde libro pretende ser un granito de arena de aporte a las generaciones futuras”.

 

Agradecimientos

Agradeció a  Felipe (Pigna), a quien le dijo “haberte conocido hace años significó para mí algo muy importante. Felipe también fue militante de la UES (Uniòn de Estudiantes secundarios) y tenemos una identificación grande por toda esa época. Cuando leí tu prólogo se me cayeron lágrimas hablando de los militantes y eso me llegó al corazón”.

Emocionado se refirió a ” Taty Almeida”, “muchas gracias por estar aquí. En esos años de encierro, nos llegaban rumores que había un grupo de madres que se reunía en plaza de mayo en rondas, y se ponían pañuelos en la cabeza como símbolo de los pañales de sus hijos. Y sin ustedes abuelas y madres y familiares, hubiera sido muy difícil sobrevivir. Lamentablemente a muchos compañeros los asesinaron. Pero ustedes, madres, fueron las únicas que se enfrentaron a esa dictadura que los dejaba a todos los que se oponían a ellos, destrozados o directamente las mataban”.

“Por eso, agradezco a todos y todas por todo lo que soportaron en la dictadura y estoy convencido que sin ustedes, todo iba a ser más difícil y estoy seguro que sin ustedes no íbamos a poder salvar tantas vidas. Ustedes son el fiel reflejo de los derechos humanos y las denuncias por torturas, en plaza de mayo o en plaza 9 de julio aquí en Posadas. El libro hay momentos difíciles y quiebre personal y recordar momentos puntuales fueron muy difíciles para mí. Esto no es un libro docente para relatar solo mi historia, sino la historia de militantes revolucionarios que creían en un país mejor”.

 

Lo que dijo Numy Silva

La autora de esta obra Numy Silva compartió algunos capítulos con el público, y del mismo modo dio lectura a la Presentacion de “La vida entre Paréntesis”,  “es una crónica novelada sobre la historia de los militantes populares de Misiones, que sufrieron persecuciones, cárceles, torturas, desapariciones, exilios, apropiaciones de niños de las presas políticas paridas en cautiverio. Ocurrió durante  los años aciagos de la dictadura militar que se inició el 24 de marzo de 1976 y que concluyó el  10 de diciembre de1983 con la vuelta de la democracia.

 El centro de este relato es Pelito Escobar,  que me permitió conjugar la realidad con la ficción. Su historia de militante adolescente herido de muerte y encarcelado durante más de siete años por levantar en alto las banderas de Perón y Evita.

Un trabajo que llevó dos años, con charlas grabadas a Germania Garay, madre de Pelito y  Pelo Escobar, Juan Argañaráz, Pancho Perié, Amelia Báez  y tantos otros compañeros de lucha y de cárcel, que figuran con sus propios nombres y también el de los torturadores quienes no deben quedar impunes en la memoria del pueblo. 

Se nos erizaba la piel a cada instante, y muchas veces la emoción nos embargaba hasta las lágrimas y teníamos que apretar el  botón  “stop”, respirar hondo y proseguir.  No fue fácil para Pelito revivir aquellos días sin esperanza y me sentía tan compenetrada con el relato, porque también vengo de una historia similar, pero del  Paraguay de Stroessner.  

Ante cada emoción derramada hacíamos un esfuerzo y volvíamos a retomar  el recuerdo con el único objetivo de rescatar del olvido a los presos políticos de Misiones , víctimas del terrorismo de estado en la Argentina, que no solo intentaron el exterminio moral y físico de los prisioneros, sino que despersonalizándolos colocándoles un rótulo de “Enemigos de la Patria”,” Subversivos” o reduciéndolos bajo un número y una letra.

 El libro es un homenaje a todos los hombres y todas mujeres que lucharon por instaurar una sociedad más justa y solidaria, salvándola así del olvido y la indiferencia social, como legado histórico para las nuevas generaciones.

Y como dice Milan Kundera: La lucha del hombre contra el poder es la lucha de la memoria contra el olvido”.

 

Felipe Pigna

Por su parte Felipe Pigna leyó el prólogo y entre otras lineas señaló que “La vida de los militantes populares de los años 70 debe ser necesariamente parte de la historia, debemos pasar de la memoria dolorosa a la Historia con mayúsculas. Hay una tergiversación tan grande e interesada sobre el uso de estos dos términos, memoria e historia, que si uno dice que debemos pasar del ejercicio de la memoria a la conformación de una historia popular, puede haber quien malinterprete que estamos fomentando el olvido, cuando la intención, obviamente, va en sentido contrario. La memoria la debemos alimentar  todos los días, pero debemos sumarle a esa experiencia personal y grupal, la de los directamente afectados, el paso a la Historia, el ingreso al registro y al relato histórico a partir de testimonios como el que presenta este conmovedor libro de querido compañero Ricardo Escobar, conocido por todos, incluso por sus verdugos, como “Pelito” relatado de una manera amena e intensa por Numy Silva.”

 

Taty Almeida

Taty Almeida manifestó a su turno “Mis saludos a todos los militantes y presentes hoy aquí. Este no es un acto, sino un encuentro de memoria. Este es memoria y es una de las patas de nuestra lucha, memoria, verdad y justicia legal. La militancia setentista está en parte representada aquí en este libro.  Los que no están, aún siguen estando en nuestras acciones. Y ellos no dieron la vida, se la arrancaron. cuando hablamos de terrorismo de estado y de esa palabra que no la conocíamos y practicábamos, desaparecido, tenemos que recordar que el horror no comenzó con el golpe cívico militar, empezó antes, 74, 75, gobierno constitucional no democrático de Isabel, triple AAA, quienes asesinaron junto con otras agrupaciones a miles de argentinos. Entre los desaparecidos está mi hijo Alejandro Martin Almeida, tenía 20 años trabajaba en el instituto geográfico militar y era un militante político joven y militaba en el ERP, los agarraron por ser militantes, no fue ni porque eran estúpidos o perejiles que los desaparecieron, sino porque adquirieron un compromiso político y social que con ustedes han que continuarlo”.

 

 

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE